Todavía hay 84 organizaciones que podrían ser nuevos partidos políticos en México

- Por

No es un secreto que se percibe la debilidad de las fuerzas políticas opositoras en el país desde el golpe que recibieron hace casi un año el 1 de julio de 2018. En este marco de fragilidad partidista, 84 organizaciones buscan perfilarse para participar en las elecciones de 2021. Figuran México Libre de Felipe Calderón y Margarita Zavala y Redes Sociales Progresistas que está siendo impulsada por la mismísima Elba Esther Gordillo. Apuntan a ser recreaciones de sus anteriores fuerzas políticas: el PAN y Nueva Alianza.

Los mexicanos ya no confían en los partidos políticos

En primer lugar, está México Libre, dependiente de Felipe Calderón Hinojosa, expresidente de México y la excandidata presidencial, Margarita Zavala Gómez del Campo, esposa del primero. En meses recientes han realizado asambleas para promover la creación de su nuevo partido, en busca de conseguir los requisitos mínimos para registrarse como partido político ante el Instituto Nacional Electoral. Buscan participar en las elecciones de 2021.

(Reporte Índigo) Margarita Zavala y su esposo Felipe Calderón, impulsan a México Libre como partido político.

Sin embargo, los mexicanos parecen confiar muy poco en sus partidos políticos, de acuerdo con una encuesta realizada por Latinbarómetro en 2018, sólo el 11% de los mexicanos dice confiar en sus partidos políticos. Esto está debajo del 13%, el promedio en los 18 países de Latinoamérica.

En otro estudio, realizado por Consulta Mitofksy denominado «México: Confianza en Instituciones 2018», los partidos también salen mal parados. De entre las 18 instituciones sobre las que fueron cuestionados los mexicanos, la Presidencia, la Cámara de Diputados y los partidos políticos, fueron de los peores calificados con una puntuación de 5.1.

La crisis que se vive en los partidos tradicionales es evidente. Bajo la sombra de Morena que crece al amparo de su debilidad, los partidos además se enfrentan al surgimiento de cuando menos 84 organizaciones políticas a nivel nacional y estatal. Destacan en especial cuatro organizaciones: México Libre de Calderón y Zavala; Redes Sociales Progresistas de Elba Esther Gordillo; Movimiento Ambientalista Social por México, creada por Nicolás Molliendo Bastar, quien fuera chofer de López Obrador; y Cambiemos por México, del excandidato presidencial, Gabriel Quadri de la Torre.

Nada nuevo bajo el sol

Los politólogos ven en muchos de estos partidos, «refritos» de los tradicionales. Ese es el caso de México Libre con el Partido Acción Nacional (PAN) y de Redes Sociales Progresistas, contrastado con Nueva Alianza y el Partido Humanista. Son recreaciones de partidos existentes, que solo terminaran creando mayor división en la oposición, opinan.

Andrea Bussoletti, un politólogo de la Universidad de Guadalajara, no ve innovación y cambio real en las nuevas instituciones políticas, las ve como reconstrucciones del pasado: «Crear partidos políticos nuevos puede ser un intento de presentar una imagen novedosa y no contaminada con las decisiones políticas anteriores. Pero los nombres que encabezan esas formaciones no son novedosos porque tienen un historial político y antecedentes en las instituciones. Calderón fue presidente de la República y Elba Esther encabezó el sindicato de maestros».

(Ana Paula Odorica) Elba Esther Gordillo, exlideresa del SNTE está detrás de la creación de las Redes Sociales Progresistas.

Bussoletti ve en su creación, un intento de atraer a las clases medias inconformes con las políticas del nuevo gobierno. Dice entonces que, a lo que van estas organizaciones, es a recuperar el capital político flotante que no votó por López Obrador (47% del electorado) y a aquellos que están inconformes con las políticas actuales.

Valeriano Ramírez Medina, sin embargo, ve riesgos para su existencia posterior. Especialmente por la falta de bases fuertes que puedan impulsar la creación y sostenimiento en el largo plazo de las instituciones políticas: «Los maestros ya no responden al llamado de Elba Esther y los panistas tampoco asisten al llamado de Margarita; esa es la carencia de sus bases sociales».

Los nuevos partidos requieren registrarse entre el 6 y el 31 de enero de 2020 para participar en las elecciones de 2021. Se requiere que cuenten con asambleas en cuando menos 20 estados del país, con un quórum de 3 mil asistentes o bien en 200 distritos electorales con 300, esto sin contar la presencia de asociaciones gremiales. Asimismo, con un patrón de firmas equivalente al 0.26% del electorado nacional, consistente en 233 mil 945 firmas.

Consulta la información completa en Sin Embargo.