Walmart sí corrompió a funcionarios para imponerse en México

- Por

Luego de más de 10 años de prácticas desleales y sobornos, el gigante de los supermercados, Walmart, ha recibido una multa por 282 millones de dólares por parte del Gobierno de Estados Unidos ante las sospechas de haber pagado sobornos a funcionarios mexicanos.

Las sospechas de soborno no solo incluyen a México, sino a países como Brasil, China e India conforme su negocio se expandía rápidamente a escala internacional. Las autoridades estadounidenses consideran que el gigante tuvo oportunidades de evitar la multa, pero nunca adoptó las medidas necesarias de control.

Los cargos son por violar la conocida Acta de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA por sus siglas en inglés), que prohíbe a empresas norteamericanas pagar a funcionarios en el extranjero para así conseguir contratos.

La legislación establece también directrices muy claras de transparencia contable. En el caso de Walmart, los supuestos pagos ilícitos en los cuatro países emergentes se habrían realizado a través de terceros, en una trama que implicó movimientos millonarios.

La sanción aplicada supone el menor de los males para Walmart, ya que se esperaba una multa de unos 1,000 millones de dólares, cifra que buscó el Departamento de Justicia durante la administración de Barack Obama para cerrar el expediente.

La investigación se inició tras descubrirse que la empresa pagó sobornos en México, su principal mercado fuera de Estados Unidos, y donde abrió 150 tiendas durante el periodo de los sobornos, entre 2002 y 2005.

El dinero tendrá que ser abonado por Walmart a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos, institución que señaló que de los 282 millones de dólares, Walmart aceptó pagar poco más de 144 millones de dólares para concluir la investigación iniciada por la SEC, mientras que 138 millones son para resolver cargos criminales impuestos por el Departamento de Justicia.

El SEC aseguró que Walmart planeó implementar acciones de seguimiento de la Ley, sin embargo, puso dichos planes en espera, “incluso teniendo en frente denuncias y alertas de corrupción”. Walmart registró el pasado ejercicio ventas por valor de 510,330 millones. La facturación internacional es de 120,820 millones de dólares.