Suprema Corte abre paso para que se investigue a Peña Nieto y todo su gabinete

- Por

Todo parece indicar que el expresidente Enrique Peña Nieto comienza a perder injerencia en el Gobierno Federal, prueba de ello es que en una misma semana recibió dos golpes que hace seis meses parecían impensables.

En primer lugar se publicó información que señala que el expresidente priista está siendo investigado por el Gobierno de Estados Unidos por presuntamente haber recibido sobornos por la cuestionada compra de Fertinal por Pemex.

Por si esto fuera poco, un día después, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) aprobó que la Fiscalía General de Justicia de Chihuahua investigue al expresidente de México, Enrique Peña Nieto y a todo su gabinete, siempre y cuando, no se trate de delitos de índole federal.

La resolución pertenece al proyecto presentado por el Ministro Javier Laynez Potisek, la cual fue emitida en el recurso de reclamación presentado por la Fiscalía de Chihuahua contra la suspensión concedida a favor del exmandatario y de su gabinete por Eduardo Medina Mora en octubre de 2018.

Una decisión unánime

Por unanimidad, la Segunda Sala de la SCJN determinó que el priista y su exgabinete sí pueden ser sujetos de investigación, pero que no se puede proceder ministerialmente en ilícitos del orden federal, o en ejercicio de sus funciones como titular del Ejecutivo Federal.

Esto implica que el Gobierno de Javier Corral Jurado puede indagar al expresidente indagar su probable participación en delitos del fuero común.

A finales de octubre de 2018, cuando Peña Nieto casi terminaba su sexenio, la SCJN suspendió cualquier investigación o imputación penal de la Fiscalía de Chihuahua contra el entonces titular del ejecutivo.

La Fiscalía de Chihuahua, impulsada por el gobernador panista Corral, pretendía investigar al presidente por el caso del presunto desvío de 250 millones de pesos para favorecer al PRI en la campaña presidencial de 2012, en la que el político mexiquense resultó ganador.

La SCJN no prejuzga

En la decisión, que seda en un contexto políticamente álgido por las presuntas investigaciones en torno a Peña Nieto, la SCJN reiteró que su decisión no es un prejuicio a quienes son investigados.

“La suspensión concedida no prejuzga sobre la constitucionalidad de las normas y actos reclamados, ni sobre la probable responsabilidad de los servidores públicos que pudieran encontrarse, en su caso, sujetos a investigación o proceso”, señala la SCJN.

También apunta que “se otorgó la suspensión en contra de los actos de investigación y procesamiento, ya que de no suspenderse se podría generar una situación grave de impunidad generalizada al no tener certeza de cuáles son los fiscales y jueces competentes para procesar las investigaciones en contra de los funcionarios federales”.

Las resoluciones de la Suprema Corte implican categóricamente que tanto Peña como quienes estuvieron en su Gabinete podrán ser investigados por la Fiscalía de Chihuahua.

Con información de Sinembargo.