Aliados de Romero Deschamps están amenazando de muerte a disidentes petroleros

- Por

La guerra entre sindicatos dentro de Pemex apenas empieza. Los trabajadores afines al nuevo sindicato, Petroleros de México (Petromex) sufren acosos por parte de los dirigentes de su anterior sindicato, el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM), aún bajo el control de Carlos Romero Deschamps. Los acosos han sido denunciados en los estados de Campeche, Veracruz, Tabasco, Hidalgo y Guanajuato.

STPRM mantiene a disidentes entre amenazas y violencia administrativa

La historia comienza con el registro de Petromex ante la Secretaría del Trabajo a finales de marzo de este año. En aquel momento, su Secretaria general, Yolanda Morales Izquierdo, acusó ser blanco de ataques por parte del STPRM de Romero Deschamps.

A esta situación se refirió el presidente de la República, cuando pidió a los dirigentes sindicales durante la inauguración de las obras de la refinería de Dos Bocas «que se porten bien». A pesar de el señalamiento de Obrador, Petromex continúa siendo agredido tanto a través de amenazas como a través de cambios administrativos por el sindicato de Romero Deschamps.

Algunos trabajadores han sido amenazados de muerte, otro tanto acusa que personas extrañas han tratado de entrar a su casas. En lo administrativo, denuncian haber sido suspendido sin justificación, así como cambiados de área sin razón de por medio.

Entrevistado por Sin Embargo, Cayetano, un trabajador de la Sección 47 de Petromex en Ciudad del Carmen, Campeche quien fuera rescindido de su puesto sin notificación alguna, señala directamente al STPRM de su situación. En específico hace señalamientos en contra del Secretario de Ajuste de la Sección 47, Guadalupe Rueda Nava y al Subdirector de Administración de Personal, Hugo Hebert Arellano.

«Tuve amenazas de muerte y presenté (una) demanda en su momento que quedó inconclusa porque aquí toda la ley está corrompida por ellos mismos».

Es una impunidad tremenda.

Caso similar es el de Carmen, una trabajadora del sector Ductos de Pemex en la Zona del Valle de México. Ella fue amenazada de muerte después de haber enviado un audio en el que expresaba su apoyo a Petromex. Ella procedió penalmente en contra del STPRM.

Una situación vive María Gabriela, trabajadora de Recursos Humanos en un Centro de Proceso en Ciudad del Carmen. Dice estar sufriendo acoso laboral y sindical. Hace apenas unas semanas, dos hombres intentaron entrar a su casa en la madrugada. Por si esto fuera poco, la Sección 47 del STPRM ha frenado su renuncia al sindicato. A esto se añade que fue transferida a otro departamento, después de que su jefe, el Ing. Federico Amaya Ávila, le notificara que su reemplazo estaba listo.

Tensión entre Petromex y el STPRM

Guillermo, un trabajador de Ductos Golfo en la zona de Poza Rica en Veracruz, fue sancionado por ocho días por supuestamente haber abandonado su trabajo, aunque dice que fue en represalias por pertenecer a Petromex.

Perteneciente a la Sección 30, Guillermo terminó su jornada de 11 de la noche a 7 de la mañana; esperó su relevo y se fue. Su relevo le llamó camino a casa, le dijo que no trabajaría por un problema, una mujer cubrió el puesto en sustitución.

Lo cierto es que, no se quedaron sin gente, Guillermo fue enviado a investigar. La investigación, terminó por hundirlo más, el Secretario de Ajustes de la Sección 30, procuró arruinar a Guillermo. «Me pegó en lo económico, en lo moral y psicológicamente«, mencionó el trabajador de Pemex.

Guillermo narra que los obligan a trabajar con unidades de reparto en malas condiciones, poniendo en riesgo su seguridad y de las demás personas. De igual manera, denuncia la falta de insumos para el trabajo como botas y cascos, los obligan a comprarlas. Acusa directamente a Fernando Castillo Prieto, su jefe inmediato y a Ricardo Ernesto Gamiño Vásquez, el superintendente de la Terminal de Almacenamiento y Reparto de Pemex.

Minervina, una enfermera del Hospital General de Pemex de Comalcalco, Tabasco, ha sido amenazada directamente por la dirección general de este. El Dr. Sergio Marrufo López, le advirtió que estaba absolutamente prohibido hacer proselitismo a favor de Petromex en su área de trabajo, de no seguir la indicación «habría consecuencias».

Irónicamente, Marrufo permitió a su amigo, el secretario regional del STPRM, Eduardo Rojas Cobos, utilizar el hospital y sus instalaciones para realizar proselitismo a favor del Sindicato Petrolero de Deschamps.

La enfermera explicó lo que está sucediendo, en un tono de resignación y con temor: «No son malas interpretaciones, sino es la realidad de un clima organizacional de represión, hostigamiento solicitado expeditamente por el actual líder sindical hacia mi persona».

Adriana, una jubilada del Hospital Regional de Pemex en Salamanca, Guanajuato, perteneciente a la Sección 24, señaló que una enfermera de nombre María de Jesús Bribiesca, de intentar detener el acceso de simpatizantes de Petromex al hospital.

«Desde agosto de 2018 que los de Petromex se han acercado a nosotros, han habido represalias. A las personas que están con nosotros se les están negando préstamos administrativos, ascensos, permisos. A las personas de Petromex les están negando sus derechos laborales».