Salinas de Gortari ahora vivirá en Inglaterra, justo en la cacería de priistas

- Por

En medio del escándalo que relaciona al expresidente Enrique Peña Nieto y su gabinete en actos de corrupción, y que el presidente López Obrador comienza a meditar la posibilidad de juzgar a antiguos presidente, Carlos Salinas de Gortari, presidente del periodo 1988-1994, obtuvo la residencia por parte del Reino Unido.

Carlos Salinas de Gortari emigró al Reino Unido y estableció su residencia entre Londres y Dublín (Irlanda), prácticamente desde que terminó su mandato en 1994, un detalle fundamental lo llevó a elegir esa zona: Irlanda no tenía tratado de extradición con México.

Los 25 años de exilio le han valido al expresidente que el gobierno inglés le la residencia y con ella el exmandatario mexicano podrá salir, entrar y, sobre todo, refugiarse en el viejo continente ante cualquier problema legal, por si el gobierno de Andrés Manuel López Obrador decide abrir una investigación en su contra.

El exmandatario ha sido señalado por el presidente Andrés Manuel López Obrador como el “padre de la desigualdad moderna”, y líder de la “mafia del poder”.

Aunado a sus alusiones políticas, el nombre del expresidente Salinas de Gortari estuvo en el centro de la opinión pública luego de que su hijo, Emiliano Salinas, fue señalado de formar parte de la secta NXIVM, señalada por esclavizar sexualmente a las mujeres de dicho grupo.

Recientemente el líder de dicha organización, Keith Raniere, fue declarado culpable de tráfico sexual de personas, trabajo forzoso de las víctimas, extorsión, robo de identidad, asociación para delinquir, fraude electrónico y lavado de dinero.

Declaró en la embajada

Durante el sexenio de Zedillo, Salinas de Gortari visitó muy esporádicamente México. Vivió en Estados Unidos, Cuba y Canadá, para afincarse finalmente en Irlanda, desde donde prestó declaración en 1996 y en 1997 por el asesinato de Colosio.

Esto sucedía mientras su hermano Raúl Salinas, era arrestado tras haber sido acusado de tráfico de influencias, corrupción, evasión fiscal y la autoría intelectual del asesinato de Ruiz Massieu.

En el sexenio de Carlos Salinas de Gortari se privatizaron y desincorporaron del Estado 390 empresas, el 63 por ciento de las que existían entonces. Al final de ese Gobierno, en 1994, inició una crisis económica que disparó los niveles de pobreza al 69 por ciento de los mexicanos.