Peña Nieto estaría metiendo las manos en la elección interna del PRI

- Por

La próxima elección para renovar la dirigencia del Partido Revolucionario Institucional (PRI), fue anunciada el pasado 11 de junio y no pasaron tres días para que los reclamos de los militantes comenzarán.

Y no se trata de cualquier militante, nada menos que Ivonne Ortega, exgobernadora de Yucatán, quien sin tapujos subió a Twitter un video donde acusa al expresidente Enrique Peña Nieto de querer interferir en la elección para imponer a su candidato.

“La dirigencia del PRI, cedió ante las presiones de quienes nos llevaron a la derrota, para que Enrique Peña Nieto continúe mandando a través de Alejandro Moreno Cárdenas”, advirtió Ortega.

Ivonne Ortega, quien también es aspirante a presidir el PRI, hizo un llamado a los militantes, para no permitir que el gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, llegué a la dirigencia.

El reclamo de la exgobernadora de Yucatán también es un golpe para Claudia Ruiz Massieu Salinas, de quien dijo no está cumpliendo el mandato del Consejo Político Nacional de ofrecer condiciones iguales y transparentes a todos los candidatos.

Ortega explicó que en distintas reuniones entre los aspirantes y la dirigencia, llegaron a consensos para tener un proceso democrático, libre y parejo, pero que esto no se ha cumplido.

“Uno de los consensos, fue que el padrón para la elección, sea el validado por el INE en enero pasado, para no correr riesgos jurídicos, ni permitir injerencias ajenas al PRI en los procesos de afiliación.

“A pesar de esto, en la convocatoria se ha impuesto otro padrón, que no ha sido verificado, y claramente se orienta a favorecer al candidato de la cúpula”, sentencia Ortega.

Hasta ahora son 70 mil los nuevos priistas, muchos de ellos registrados en los estados donde Alejandro Moreno tiene apoyos.

“¡La misma cúpula que llevó al partido a la situación en la que hoy se encuentra!”, acusó Ivonne Ortega al señalar a Peña Nieto como el operador de toda la campaña para que gane Alejandro Moreno.

En su mensaje, la exgobernadora pidió a la militancia que no se dejen manipular. La elección todavía no comienza y el PRI confirma el terrible momento por el que atraviesa.