Le dan la comisión de vivienda a un panista que no quiere revelar su declaración patrimonial

- Por

Víctor Fuentes Solís es el coordinador de la Comisión de Desarrollo Urbano, Ordenamiento Territorial y Vivienda del Senado de la República. Es un político que se ha dedicado toda su vida a la compraventa de predios e inmuebles en Nuevo León, Coahuila y Quintana Roo. Ninguno de los predios que ha poseído o ha operado, los ha declarado públicamente en su carrera política.

Un acaudalado empresario inmobiliario a la Comisión de Vivienda

En total, Fuentes Solís ha comprado y vendido más de 100 propiedades durante los últimos 20 años. Su carrera política destaca puestos tan importantes como alcalde de San Nicolás de los Garza en Nuevo León y Diputado Federal de la LXII legislatura, donde también fungió como secretario de la Comisión de Vivienda en San Lázaro.

Respecto a su declaración patrimonial, siempre se negó a hacerla pública, en ninguno de los cargos que ha ocupado. En su momento, fue cuestionado por esta razón y contestó lo siguiente: «No la he hecho pública nunca y no es ningún delito. Si fuese una obligación de la ley lo hubiera hecho desde el primer momento».

Información recopilada por el medio Animal Político, reveló que entre 2006 y 2018, el político nuevoleonense ha adquirido cuando menos 20 propiedades en México y una en Estados Unidos, que suman un valor total de 50.7 millones de pesos.

Muchas de las propiedades se encuentran en zonas exclusivas de Nuevo León, y la propiedad en los Estados Unidos, se encuentra en el desarrollo de lujo llamado Woodlands, en Houston, estado de Texas, ciudad donde muchos mexicanos millonarios tienen propiedades.

La persona con mayor presencia en las operaciones del senador es el empresario desarrollador Dimitri Hadjopulos, presidente de Grupo Ágora y compadre de Rodrigo Medina, exgobernador de Nuevo León. Su empresa estuvo vinculada en 2013, con la adquisición de un predio en San Nicolás por 21.8 millones que luego fue revendido en 70 millones de pesos.

El propio Senador reconoce que ha realizado entre siete y ocho operaciones de compraventa de bienes con Hadjopulos, uno de los 20 mayores desarrolladores de vivienda en el país. Sin embargo, reconoció en entrevista para Animal Político, que el empresario no es el único con el que ha hecho negocios de bienes y raíces. Menciona los nombre de Salomón Marchuschamer, el mayor desarrollador del país, dueño de Casas Javer; y Ramiro Guzmán, el cuarto.

Niega que exista un conflicto de interés

Asimismo, dice negar que haya algún conflicto de interés en los puestos políticos que ha desempeñado y su labor como corredor de bienes. Dice haber cuidado de no incurrir en alguna ilegalidad. Asegura mantener toda su actividad como persona física y dice haber evitado incurrir en situaciones que puedan ser clasificadas como conflicto de interés. De igual manera, dijo que, a pesar de no publicar su declaración, siempre ha cumplido con las instancias al entregarla.

El senador asegura poseer actualmente unas 15 propiedades, cuatro de ellas recientemente añadidas a su declaración patrimonial, que aún no es pública. La Comisión de Vivienda que dirige, se hace cargo de revisar y analizar todo lo relativo al desarrollo y planeación urbana y de vivienda en el país.

En su labor como senador, ha presentado más de 70 propuestas de ley, entre ellas, el incluir en el Presupuesto de Egresos de la Federación, un presupuesto de cuando menos 12.3 mil millones de pesos para el rubro de construcción de nueva vivienda para la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano. La finalidad de esta iniciativa, finalmente rechazada, era continuar con el dinamismo del sector inmobiliario, asegura.

El Instituto Mexicano para la Competitividad, asegura que el Senador tiene la obligación de presentar su 3 de 3. Argumentan su exigencia en que el senador tiene la responsabilidad de rendir cuentas, al ser su cargo uno que puede ser afectado por sus relaciones personales como empresario, y a la larga incidiendo en la toma de decisiones. «Él lo que tiene que hacer es declarar que pudiera estar en un posible conflicto de interés, y en su caso excusarse de las discusiones donde hay esa práctica».

Con información de Animal Político.


Etiquetas: