Migración, el instituto donde el PRI y PAN siempre acomodaron a sus amigos

- Por

No es un secreto que el Instituto Nacional de Migración ha sido escenario de los peores abusos a los derechos humanos en los últimos años en el país. La CNDH ha realizado 53 recomendaciones al INM desde su fundación. Desde el incremento del flujo migratorio desde Centroamérica, y la matanza de San Fernando, el Instituto ha estado bajo la mira del escrutinio público. Hay algo en él que simplemente no está funcionando como debería.

Un INM caracterizado por sus abusos

El 27 de septiembre de 2013, una niña hondureña de apenas 16 años fue alojada en la estación migratoria de San Luis Potosí. Al poco tiempo, un funcionario de la estación llegó alcoholizado e ingresó al dormitorio de mujeres, agarró a la menor y a una más y las interrogó sin razón aparente. Momentos después iniciaron las agresiones sexuales y «casualmente», el retraso de la repatriación de una de ellas.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió una recomendación, donde acusó al funcionario de incurrir en conductas graves. Mencionan que, se aprovechó de su cargo y estaba en estado de embriaguez al momento de desempeñar su labor como delegado federal de Migración.

En el caso, estuvieron relacionados un agente del Ministerio Público de la Federación, que a pesar de haber sido informado de la comisión de un delito, se limitó a recomendar interponer una denuncia ante Derechos Humanos. Esto tomando en cuenta que él, el Ministerio Público, tenía a su cargo el cuidado de la menor.

Expertos en materia migratoria, señalan que el INM está completamente rebasado, y ha sido utilizado para todo menos para lo que fue creado. Se presume que ha sido usado como una instancia para cubrir cuotas políticas, obviando en los perfiles, la muy necesaria cultura de derechos humanos. Esto derivó en un Instituto ineficiente y violador de derechos.

(En El Camino) Ceremonia llevaada a cabo durante el séptimo aniversario de la matanza de San Fernando, donde 72 migrantes fueron ejecutados por el crímen organizado.

Migración, presa de las cuotas políticas

En 2010, año en que sucedió la matanza de San Fernando, Tamaulipas, donde 72 migrantes fueron masacrados por el crimen organizado, la titular de migración era la panista Cecilia Romero Castillo. Amiga personal de Felipe Calderón Hinojosa, en aquel momento, presidente de la República, dijo que el turismo sexual, la trata de mujeres y las redes de pederastia eran males imposibles de erradicar.

A esto se añade, las declaraciones de la extitular al momento de dejar el puesto. Después de presenciar la peor matanza de migrantes en la historia de México, concluyó su administración diciendo que lo ocurrido, sólo sería «una línea más en su currículo».

Un estudio realizado por Insyde y Sonja Wolf, investigadora del CIDE denominado «Diagnóstico del Instituto Nacional de Migración: Hacia un Sistema de Rendición de Cuentas en pro de los Derechos de las Personas Migrantes en México», confirmó las sospechas: Los nombramientos en el INM responden a cuotas políticas.

El informe señala lo que esto implica para la materia migratoria en México: «Esto contribuye a que se reclute a personas que no necesariamente tienen los conocimientos requeridos para el cargo y el debido compromiso con los derechos de los migrantes».

Asimismo, el estudio señala que en lo que se refiere a los procesos de actuación, tanto los recintos del INM (puntos de internación, estaciones migratorias y provisionales) como el personal que trabaja en ellos, se encuentra fuera de la vigilancia de algún observador independiente. Esto por supuesto, da cabida a mayores violaciones a los derechos humanos.

En lo que respecta al desempeño del INM, se encontraron severas deficiencias en la transparencia y acceso a la información, y el seguimiento de estándares para la protección de los derechos humanos de los migrantes. Se carece tanto de lugares de formación, como capacitación inicial. Ingresan al servicio sin saber cuál es su tarea exactamente. Únicamente se les da una breve inducción y las lagunas del conocimiento persisten, afectando el llevar a cabo las labores de forma adecuada.

Concluye señalando que el Instituto Nacional de Migración, no cuenta con sistemas de supervisión que permitan a la administración central del instituto, conocer qué es lo que está sucediendo en las 32 Delegaciones Federales. Lo mismo sucede con los mandos medios y superiores de las delegaciones, que no necesariamente se percatan de las acciones de sus subordinados. Esto ha llevado a la inexistencia de protocolos del uso de la fuerza por parte de los funcionarios de migración.

El Instituto que fue rebasado

Ana Sainz, la directora de Sin Fronteras, fue entrevistada por, Sin Embargo, destacando que el reto migratorio que enfrenta México es mayúsculo. Señaló igual que tanto el INM como Gobernación, permanecen al margen de la crisis. Indicó que lo ideal es que el INM realice un despliegue de personas para la documentación de las personas, más, está completamente rebasado.

«Lo deseable con el INM, dentro de los acuerdos, tendría que hacer un gran despliegue para documentar a las personas, para el registro y documentación en su caso y darles la opción regular».

Sonja Wolf se muestra preocupada por lo poco que ha sido mencionado el INM durante la crisis. Le parece extraño que un instituto que usualmente ha participado en los tratos o acuerdos de migrantes y refugiados, haya sido prácticamente ignorado.

«El INM se dedicaba a la gestión y eso no ha cambiado. Ahora estamos con el despliegue de la Guardia Nacional, ese es un elemento nuevo que obviamente antes no existía y que está causando cierta preocupación. El trabajo en el terreno es del INM y tiene que estar ahí. Por todos los esfuerzos que México pudiera hacer en el tema, la migración es difícil de controlar como Estados Unidos lo pide».

Por todos los esfuerzos que México pudiera hacer en el tema, la migración es difícil de controlar como Estados Unidos lo pide.

Renuncia el titular del INM en medio de crisis migratoria

El pasado viernes, Tonatiuh Guillén López, renunció como titular del Instituto Nacional de Migración, en medio de la crisis migratoria con los Estados Unidos. Esto fue dado a conocer por el propio INM a través de sus redes sociales, dónde se publicó la carta de renuncia de Guillén López.

En sustitución de Tonatiuh Guillen, la administración federal designó a Francisco Garduño Yáñez, ahora excomisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social Federal como su sustituto. El presidente dijo que estos cambios están relacionados con la nueva estrategia migratoria, que busca complacer los caprichos de los Estados Unidos.

Se presume fuertemente, que fue el mismo López Obrador quien le pidió a Guillén López su renuncia. Se desconoce si esto está directamente relacionado por la crisis que se vive en la frontera sur desde hace unos meses. La reciente política migratoria relajada que intentó aplicar el gobierno, fue la que terminó por desembocar en una escalada comercial con los Estados Unidos.

(Milenio) Francisco Garduño Yañez, nuevo titular del INM.

Consulta el artículo completo en Sin Embargo.