México militarizará su frontera sur para atender caprichos de Trump

- Por

Con la presión encima y el mercado a la expectativa, México empieza a ceder antes los caprichos del presidente estadounidense en lo que avizora ser el inicio de una guerra comercial con los Estados Unidos. México desplegará 6,000 elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Guatemala para retener el flujo de migrantes hacia México y Estados Unidos. Previamente México había dicho que podría responder con aranceles, se desconoce si sigue esa postura.

Guardia Nacional blindará frontera sur

La tarde del pasado jueves, el canciller mexicano Marcelo Ebrard Casaubon, hablaba sobre la «situación» en Washington. Ebrard mencionó que no se había llegado a ningún acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos. Aun así y sin claridad sobre el futuro de las relaciones comerciales con el vecino del norte, México anunció el despliegue de 6,000 Guardias Nacionales en la frontera con Guatemala. La prensa lo tomó como un acto de sumisión en un contexto de máxima presión por parte de la mayor potencia del mundo.

«Hemos estado trabajando en la tarde, todavía no tenemos un acuerdo, he visto versiones que tenemos un acuerdo, no hay tal acuerdo» mencionó Ebrard tras la reunión en Washington este martes, desestimando lo que algunos medios decían.

«Nosotros le hemos informado al Gobierno de Estados Unidos que México aprobó la Guardia Nacional, y tiene la encomienda de cubrir las coordinaciones regionales en la frontera sur, le hemos dicho que son seis mil hombres desplegados».

La Guardia Nacional va a estar en el sureste del país, va a cubrir todo el país, pero va a ser prioritario el sureste.

(Expansión) La cancillería mexicana se encuentra actualmente en Washington negociando la imposición de aranceles a productos mexicanos.

Un panorama incierto en Washington

Las pláticas relacionadas al tema de los aranceles se reanudaron el día de hoy, el gobierno de López Obrador espera llegar a buen puerto. Ambas partes esperan llegar a un acuerdo. Sin embargo, el gobierno estadounidense parece decidido a imponer los aranceles, por más acciones que tome México.

El vicepresidente de los Estados Unidos, Mike Pence, mencionó que a pesar de que las negociaciones lleguen a un acuerdo, la decisión de imponer o no los aranceles dependerá directamente del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. La Casa Blanca anunció previamente que mantendría su postura por el momento.

Pence dijo durante las pláticas que la postura de imponer aranceles continuará en tanto no se tomen medidas para evitar la migración ilegal hacia el vecino del norte. La Casa Blanca dijo que México debe tomar medidas importantes para detener el flujo migratorio desde Centroamérica si quiere evitar la imposición de aranceles, de acuerdo con su portavoz, Sarah Sanders.

Seguimos con los aranceles en estos momentos

Una semana de locura para el peso mexicano

Mientras tanto, el peso mexicano se ha subido a una auténtica montaña rusa. El día de ayer, las calificadoras Fitch y Moody’s castigaron a los bonos soberanos de México y de Pemex, al rebajar y pasar a perspectiva negativa, respectivamente, su calificación. A esto se suma la creciente presión por la muy probable imposición de aranceles por el gobierno de Trump.

Los bonos del Tesoro de los Estados Unidos también se han visto afectados, y los analistas auguran un panorama complicado no solo para México, sino también para los Estados Unidos. Estiman que las economías de los estados de Texas, Michigan e Iowa entre otros, podrían verse severamente afectadas al depender en gran parte de las importaciones mexicanas.

El peso mexicano opera actualmente en 19 pesos con 66 centavos, más de 50 centavos de diferencia con el jueves pasado, cuando cotizó en 19 pesos con 14 centavos; y más de 60 con el mínimo del último mes, cuando llegó a 18 pesos con 98 centavos. Se espera que continúen las presiones sobre el peso hasta que el tema se resuelva. De imponerse aranceles se espera un acelerado deterioro de su valuación.