Gobiernos del PRI y del PAN no investigaron a líderes de La Luz del Mundo

- Por

El pasado martes, Naasón Joaquín García, actual líder de La Luz del Mundo, la iglesia evangélica más grande de México, fue detenido por autoridades de los Estados Unidos. El líder religioso, es acusado por la justicia estadounidense por los delitos de trata, pornografía infantil, abuso de menores, explotación sexual entre otros delitos graves, de acuerdo con el Departamento de Justicia del estado de California.

Tres generaciones de abusos en La Luz del Mundo

Marco Lara Klahr, un periodista y académico que ha documentado durante dos décadas los abusos de Samuel Joaquín, padre de Naasón Joaquín, acusa al estado de haber sido omiso de los abusos que surgían en torno a La Luz del Mundo. El gobierno mexicano no dio seguimiento a las denuncias contra posibles abusos, trata de personas ni fiscalizó sus cuentas, las dejó ser, sin limitación.

La detención de Naasón Joaquín no representa la primera vez que la Luz del Mundo es acusada por este tipo de delitos. Lara Klarh rememora que, en los años 40, el abuelo y fundador de la iglesia, Aarón Joaquín, fue acusado tanto en periódicos como denunciado penalmente por feligreses o feligresas que habían sido abusados.

El 26 de diciembre de 1942, el periódico El Occidental, publicó una noticia en la que se señalaba a Aarón Joaquín como perpetrador del abuso de una joven. Esta sería una de las primeras notas relacionadas a los abusos cometidos por La Iglesia de La Luz del Mundo. Klarh, ve un patrón que se repite a lo largo de las generaciones de los Joaquín.

«Samuel Joaquín -es decir el padre de Naasón- a lo largo de la década de los 90, también fue sistemáticamente denunciado por feligreses y sus familias. Ahora el señor Naasón vuelve a ser denunciado por actos constitutivos de delitos que tienen que ver con los mismos por los que ya habían sido denunciados en los 40, su abuelo, y en los 80 y 90, su padre, que son abuso sexual y trata de personas y otros delitos (…)»

Los factores comunes en todos los casos son la impunidad y la corrupción. Las denuncias contra los líderes religiosos jamás fueron investigadas a profundidad mientras la iglesia evangélica amasaba una cantidad impresionante de poder. Lara Kahrl lo describe de la siguiente manera: «El Estado mexicano ha sido omiso, no ha investigado casos que debió haber investigado hace muchos años».

El periodista afirma que La Luz del Mundo ha creado a través de una red de asociaciones civiles y empresas, una red de poder que le ha permitido acumular influencias y comprar su impunidad. Fue eso lo que le permitió evadir la justicia y evitar que la responsabilidad del estado de investigar las denuncias jamás fuera tomada en serio.

El imperio de los Joaquín

La red de los Joaquín abarca a todo el país y en particular algunos estados de la Unión Americana como California y Texas. Marco Lara dice que eso podría explicar porque en California y no en otro lugar, fue dónde se originaron las denuncias.

La iglesia ha amasado tal cantidad de poder que ha logrado posicionarse dentro del Senado de la República y se ha vuelto un factor determinante para las elecciones de gobernador en Jalisco. Los candidatos saben que no pueden conseguir un triunfo en el estado sin los miles de votos cautivos de La Luz del Mundo, decenas de miles.

La Iglesia de La Luz del Mundo fue fundada en Guadalajara en 1926. Su fundador, Eusebio Joaquín González, dijo haber sido «llamado por Dios para iniciar su ministerio apostólico». Joaquín se autoproclamó Apóstol y cambio su nombre a «Aarón», pues supuestamente Cristo le había otorgado ese nombre, según relata la Iglesia en su portal.

El crecimiento del culto ha sido exponencial. En 1989 reportaba contar con alrededor de 200 mil feligreses en México y en 1992, 2 millones a nivel mundial. Hoy se estima que La Luz del Mundo cuenta con al menos 5 millones de seguidores a nivel mundial con más de 15 mil templos en 58 países. Se estima que en México cuenta con al menos 1.8 millones de seguidores.

Klarh describe al grupo religioso como un proyecto de poder más que una asociación cristiana. «Aarón era un hombre con grado militar que tenía una red enorme dentro de las fuerzas armadas y dentro del Ejército. Hay una versión, que tenemos documentada académicamente que dice que Aarón Joaquín era un instrumento de Elías Calles para debilitar la jerarquía de la iglesia católica, por eso la fundaron en Jalisco.»

Se le atribuye la fundación de La Luz del Mundo en el nicho del Partido Revolucionario Institucional (PRI), sin embargo, la iglesia ha crecido y se ha diversificado políticamente, abarcando diversas agrupaciones políticas y gobiernos. Marco Lara no describe esta flexibilidad como una visión de futuro expansionista de la iglesia, sino de mero oportunismo.

Han tenido vínculos con todos los partidos, tienen vínculos con empresarios, tiene medios de comunicación.

El escándalo de Bellas Artes

(Publímetro) Cartel promocional del evento de La Luz del Mundo en Bellas Artes.

Una señal de esto es lo acontecido el mes pasado, cuando el grupo religioso, la Secretaría de Cultura y el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) llevaron a cabo la interpretación de la ópera «El Guardián del Espejo» en el Palacio de Bellas Artes. En el evento, estuvo presento nada más y nada menos que Naasón Joaquín García y fieles de La Luz del Mundo. La élite política mexicana, abarrotó los palcos de honor del recinto.

Se contaban entre los asistentes, la presencia de Martí Batres, prominente figura del partido en el poder, el Movimiento de Regeneración Nacional y Presidente del Senado de la República, así como de Sergio Meyer, Diputado Federal por Morena. Ambos aseguran haber sido convocados a «un evento cultural», sin embargo, La Luz del Mundo lo presentó como un homenaje religioso, generando señalamientos en contra de los organizadores.

Asimismo, se especuló que este acercamiento al «Apóstol», podría representar o no, el apoyo de López Obrador a la agenda de los evangélicos. A través de una de sus conferencias matutinas, AMLO dijo ser muy tolerante de este tipo de eventos y pidió que los organizadores se disculpen si se mintió en la organización del evento. Pidió tolerancia para todos los cultos y evitar la rigidez.

Tras la detención de Naasón, el Presidente llamó nuevamente a la tolerancia y dijo que a pesar del uso que se le dió al recinto, las autoridades «desconocían» sobre las acusaciones en contra del líder de La Luz del Mundo. «Tengo mi conciencia tranquila, porque yo soy partidario del respeto y la tolerancia», dijo el mandatario».