La cuarta transformación llega a los billetes mexicanos

- Por

Desde que arrancó la campaña electoral del 2018, el entonces candidato López Obrador se armó de una gama de personajes históricos del país para promover su imagen nacionalista. Con Miguel Hidalgo, Benito Juárez y José María Morelos como imágenes de su marketing político, llegó la hora de introducirlos a los billetes naciones. Con esto, se elimina a sor Juana Inés de la Cruz del mítico papel bancario mexicano.

Cambiar la imagen de los billetes es una tendencia de cada presidencia mexicana. Durante el sexenio peñista se hizo popular un billete de 50 pesos con la imagen del michoacano José María Morelos (el famoso billete rosa), además de colocar la imagen de Benito Juárez en el billete de 20 pesos. Todo esto acompañado de una campaña publicitario que prometía papeles bancarios mucho más seguros y difíciles de falsificar.

Lo cierto es que rápidamente el billete rosa se convirtió en el más falsificado en México.

Ahora el obradorismo aplicará sus símbolos de la campaña en el dinero mexicano. Se anuncia la desaparición de la única mujer en los billetes nacionales para introducir a Miguel Hidalgo (que hace tiempo fue relegado al complicado billete de 1,000 pesos) en el billete que ocupara durante años la gran poeta mexicana. La idea es mejorar las medidas de seguridad, asegura el Banco de México.

https://twitter.com/jrisco/status/1137897033631752192

Cambios polémicos

Justo en la transición entre el gobierno de Enrique Peña y la entrada de López Obrador a la silla presidencial se dio el cambio del billete de 500 pesos, en donde resalta Benito Juárez al frente y detrás una imagen de una ballena gris junto a sus crías. Este billete azul de gran valor en el país removió a otra artista mexicana, Frida Kahlo (que ya de por sí ocupaba una posición secundaria). El anuncio deja ver más cambios próximamente.

El Banco de México anunció también que se cambiará la imagen del billete de 1,000 pesos y también el de 100. Para el diseño del billete de 200 se usarán los símbolos más notorios de la independencia mexicana, en donde, además de Hidalgo y Morelos, se introducirán elementos de la biósfera mexicana, además de una imagen de los desiertos nacionales. El reto es evitar que estos nuevos billetes del obradorismo sean falsificados.

La llegada de este nuevo billete termina con la presencia de mujeres mexicanas al frente de los papeles bancarios de México. La oposición criticó rápidamente la falta de íconos femeninos en la imagen del gobierno obradorista, algo que el presidente respondió diciendo que se trata de íconos de la historia de México, algo que tiene poco qué ver con la elección de perfiles masculinos o femeninos.