Se emitieron 8.8 millones de facturas falsas en sexenio de Peña Nieto

- Por

La actual titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, reveló la mañana de este martes que se detectó la emisión de facturas falsas de cuando menos unas 8,204 empresas que defraudaron al fisco.

Pérdidas superiores al billón de pesos para el Estado

La titular del SAT dio a conocer que este esquema funcionaba a través de la creación de empresas que se dedicaban a realizar facturas, más no contaban con soporte documental, en palabras resumidas, son empresas fantasma. Sin embargo, aclara qué, son meras presunciones, pues el SAT no es una autoridad penal, y dijo discretamente que ya están considerando interponer denuncias: «Estamos preparando el paso siguiente respecto a eso».

Y es una pequeña muestra del universo que hay, pero nos da una idea del problema.

El SAT expone que entre 2014 y 2019, durante la administración de Peña Nieto, se detectó un crecimiento de 31% en el número de empresas defraudadoras al fisco. En total estas empresas emitieron 8 millones 827 mil 390 facturas falsas. Las operaciones suman un monto de cuando menos 1 billón 611 mil millones 418 mil pesos. Las operaciones fraudulentas suman 354 mil 512 millones de pesos, equivalentes al 1.4% del Producto Interno Bruto del país.

Ríos-Farjat explica que las facturas pueden referirse tanto a cosas como cifras de dinero nunca pagadas. Cuando el dinero no existe, se configura la emisión de una factura para la evasión fiscal; cuando el dinero sí existe, es evasión al fisco y lavado de dinero; todo depende del contexto y motivo. Estas facturas usualmente son vendidas por otras empresas para evadir impuestos.

Los impuestos a pagar son mucho menores. Aquí tenemos que el facturador ganó su comisión (…).

SAT realiza operativos en empresas relacionadas

Continúa y explica que aquel que deduce a través de estas facturas falsas, se beneficia de menores pagos de impuestos. Asimismo, expone que las empresas que facturan no tienen domicilio fiscal y sus socios no son localizables. Este tipo de empresas cuadran en el concepto de EFOS, empresas que facturan con operaciones simuladas. Las que deducen de esta manera se conocen como EDOS o empresas que deducen con operaciones simuladas.

La titular del SAT advirtió que las formas en que se llevan a cabo estas facturas es cada vez más sofisticada. Gran parte de las operaciones dice, se concentran en la Ciudad de México, Jalisco, Nuevo León, Veracruz, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Guerrero y Puebla. Tras conocer esta situación, el SAT dijo haber hecho 150 operativos el pasado 20 de junio, 48 en la CDMX, 32 en Jalisco, 19 en Nuevo León, 8 en el Estado de México, entre otros.

El SAT detectó que estas empresas habían facturado 282 mil millones de pesos en los últimos dos años, equivalentes a una evasión fiscal de 62 mil millones de pesos. Miles de millones que no entraron al fisco y que no circulan hoy por hoy en los muy necesitados sectores de la administración pública, un daño al Estado, al país, en general.

(Sin Embargo)

Con información de Sin Embargo.