Chihuahua es la capital de la tortura en México

- Por

La guerra contra el narcotráfico emprendida en el Gobierno de Felipe Calderón tuvo consecuencias colaterales, prueba de ello es el elevado índice de casos de tortura provenientes de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua, es específico de la Unidad Antiextorsión, como lo revelan informes del Centro De Derechos Humanos Paso Del Norte (CDHPN).

De acuerdo con Carlos Gutiérrez Casas, visitador de la Comisión Estatal de los derechos Humanos (CEDH) de Chihuahua, la práctica de la tortura en el estado es sistemática y son los elementos de la FGE quienes la ejercen mayormente.

Tal solo en el primer semestre de 2019, la CEDH han hecho 17 recomendaciones contra elementos estatales. En todas ellas, la Comisión ha determinado que hay “evidencias suficientes para acreditar violaciones al derecho a la integridad y seguridad personal”, mediante actos de tortura.

Una fábrica de culpables

El visitador de la CEDH chihuahuense dice que las razones por las cuales se tortura son variadas: para fabricar culpables, para obtener información sobre la operación de bandas delictivas, para afectar procesos judiciales y, en última instancia, por orden del crimen organizado.

Por su parte, el director del CDHPN, Óscar Enríquez Pérez, señala que los patrones con los que se ejerce la tortura son siempre los mismos: detenciones arbitrarias seguidas de periodos en los que no se reporta la detención correspondiente y, después, la autoincriminación inducida con violencia.

De acuerdo con el director del CDHPN, los policías ministeriales prefieren hombres jóvenes sin acceso a la educación y de nivel socioeconómico bajo para la fabricación de culpables mediante actos de tortura.

Torturadores en libertad

Aunque en lo que va de 2019 la CEDH de Chihuahua no ha emitido recomendaciones contra la Policía Municipal de Juárez, el año pasado fueron 20, de las cuales 16 corresponden a actos de tortura.

En octubre de 2018, medios de comunicación de Ciudad Juárez publicaron un video en el que elementos de la Policía Municipal torturan a un detenido cortándole la respiración con una bolsa de plástico que le cubre la cabeza.

De acuerdo con medios locales, el policía que aplica la tortura es un comandante de apellido Armengol. El supuesto policía pregunta al hombre torturado en dónde hay armas mientras aprieta la bolsa y otro agente lo golpea en el vientre.

A pesar de los videos, el municipio de Juárez dijo desconocer el caso, advirtiendo que no se tenía conocimiento de dichas costumbres dentro de la corporación policiaca.


Etiquetas: