Vergonzoso que acabe el sexenio de AMLO con Peña Nieto libre: diputado

- Por

Están pasando las semanas y no se ven avances claros en la lucha contra la denominada “mafia del poder”. El presidente López Obrador ganó las elecciones con más de 30 millones de votos gracias a una de sus promesas más repetidas: enviar a prisión a los altos mandos de la corrupción en México, es decir, buena parte del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Hasta el momento, el castigo más grande ha sido la muerte política para Emilio Lozoya por diez años. Pero ciertamente no se mantienen en progreso considerable las carpetas que pueden generar los arrestos de Luis Videgaray, Ruiz Esparza, Rosario Robles e incluso el mexiquense que gobernó hasta el 2018. Para el diputado morenista Alfonso Cuellar, sería “vergonzoso que Peña Nieto no fuera sancionado” en este sexenio.

Meses sin avances claros

Lo cierto es que el nombre del priista está presente en algunos temas fuertes ligados a redes de corrupción. En principio, el mexiquense arrancó con escándalos desde que se descubrió su mansión creada por una empresa beneficiada por su gobierno. Después llegó el gasto indiscriminado en publicidad oficial y temas como la protección especial a César Duarte para ser entregado a la justicia mexicana.

Si el gobierno morenista busca verdadera justicia, se debería de enviar a prisión a Peña Nieto, menciona Cuellar. El diputado y presidente de la comisión de presupuestos en la cámara baja asegura que detrás de toda la corrupción en Pemex está una clara aprobación y conocimiento del priista. El castigo en contra de Emilio Lozoya podría servir de ejemplo, e incluso aviso, de que están por empezar los castigos a los responsables de la corrupción nacional.

Y es que la fiscalía mexicana ha informado que para julio tendrá control de las investigaciones Odebrecht y la Estafa Maestra, en donde se menciona a la cúpula del PRI como responsable de aceptar sobornos y desviar miles de millones de pesos del erario público. Para muchos opositores al gobierno peñista, está claro que Peña Nieto estuvo al tanto de estos actos ilegales y no actuó en contra de los responsables.

La campaña del 2012

Además de estos temas, el nombre de Emilio Lozoya está íntimamente ligado a Enrique Peña Nieto. Recordemos que el itamita fue el gran coordinador de campaña del exgobernador mexiquense cuando se apuntó a las urnas en 2012. Desde entonces, las acusaciones de haber aceptado sobornos de Odebrecht para financiar la campaña del PRI permanecen.

A pesar de todo, Peña Nieto ha disfrutado de aparecer en fiestas y anunciar el fin de su matrimonio. Pareciera que la vuelca de tuerca que proclamó López Obrador, eso de olvidar el pasado, lo mantiene tranquilo sobre cualquier investigación que pudiera requerirlo para declarar sobre casos de corrupción. Incluso Cuellar asegura que el priista podrá ser investigado por favorecer a empresas como OHL.

Mira el resto de la información en esta entrevista de Proceso.