Un senador se fue a cenar y frenó el avance de la reforma educativa de AMLO

- Por

El dictamen de la Reforma Educativa impulsada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se vio frenada el día de ayer en el Senado de la República debido a que se quedó a solo un voto de haber obtenido la mayoría calificada para su aprobación en lo particular.

Pese a tener mayoría en la Cámara Alta, los senadores de Morena no lograron alcanzar el aval de las dos terceras partes del pleno que se requieren para la aprobación del dictamen, esto debido a que varios senadores del mismo partido se ausentaron durante la votación.

Para la aprobación del dictamen que buscaba reformar, adicionar y derogar diversas disposiciones en los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución, Morena requería de 82 votos, sin embargo, de los 122 senadores que se presentaron sólo 81 votaron a favor, 39 en contra y dos se abstuvieron.

De acuerdo con varios medios, el gran ausente durante la votación fue el senador de Morena, Salomón Jara, quien pese haber votado durante la aprobación del dictamen en lo general, no estuvo presente durante el tiempo que el tablero de las votaciones electrónico estuvo abierto para la aprobación en lo particular, debido a que se fue a cenar.

Según el reporte, el senador Salomón Jara se ausentó sin darle aviso a sus compañeros de bancada, quienes de manera “desesperada” estuvieron buscándolo a fin de que regresara al pleno y emitiera su voto.

Esta situación hizo que el senador Ricardo Monreal, de Morena, solicitara a Martí Batres, presidente del Senado, que demorara el cierre del voto electrónico.

«Ha habido flexibilidad siempre en las votaciones, sobre todo en los días donde hay muchas reuniones de comisiones, como es el caso del día de hoy. Si hemos sido flexibles en otros momentos, en este momento también lo seremos», argumentó el senador Batres.

Sumado a esto, la senadora Lucía Trasviña, también de Morena, tampoco estuvo presente durante la votación del dictamen, además de los senadores del PES, Elvia Marcela Mora Arellano y Juan José Jiménez Yáñez, éste último se ausento con previo aviso por incapacidad.

El presidente espera un milagro

Luego de que la Reforma Educativa fuera rechazada y regresada a la Cámara Diputados para una nueva aprobación, durante su conferencia matutina de este miércoles, el presidente Andrés Manuel López Obrador confió en que pueda haber un “milagro” después de que se reponga el proceso legislativo y se apruebe el dictamen.

“Es muy difícil que cambien de opinión los del bloque conservador, pero bueno, no descartarlo porque hay milagros, se puede dar el caso que ellos cambien y los que faltaron pues que participen y entonces se puede aprobar la nueva reforma. A veces hasta las piedras cambian de modo de parecer, que lo que votaron en contra cambien de parecer, así es esto, es la democracia” expresó el presidente la República.

Asimismo, el mandatario recordó que mientras se aprueba su propuesta de Reforma Educativa, todavía sigue vigente el memorándum que envió a las autoridades administrativas a fin de que se cancele la reforma aprobada durante el sexenio anterior.

Por su parte, el coordinador de Morena en la Cámara de Diputador, Mario Delgado declaró que la próxima semana enviarán al Senado el mismo dictamen de la Reforma Educativa que la semana pasada avalaron.

En tanto que, el senador Eduardo Ramírez, presidente de la Comisión de Puntos Constitucionales, aseveró que se tiene contemplado retirar el resto de dictámenes que la Cámara alta tiene puerta, a fin de que primeramente sea votada la Reforma Educativa.

Con información de El Universal y Proceso