Sedesol gastó 2470% más de lo permitido en publicidad oficial

- Por

Con la llegada de la Cuarta Transformación el presupuesto designado para comunicación social dejó de ser un botín para las empresas que controlan los medios de información, tal como sucedió en el sexenio de Peña Nieto, donde su administración superó por 449 % el tope de gasto propuesto para ese rubro.

Como informa el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), el presupuesto aprobado para todas las secretarías de Estado a comunicación social durante 2018 fue de mil 160 millones de pesos, pero gastaron más de 6 mil 373 millones de pesos.

Las secretarías con mayores variaciones entre lo presupuestado y lo ejercido en este rubro fueron la Secretaría de Desarrollo Social (2470%), Trabajo y Previsión Social (1830%), Medio Ambiente (1187%), Salud (1004%) y Agricultura (703%).

El caso de Sedesol llama la atención porque ahí pasaron funcionarios a los cuales Peña tenía plena confianza, como Rosario Robles Berlanga, José Antonio Meade Kuribreña, Enrique Miranda Nava y Eviel Pérez Magaña; por si fuera poco, la extinta secretaría destinada a consolidar programas sociales entre la población más necesitada, elevó sus gastos en servicios generales, que no llegaron a los ciudadanos.

Organizaciones de la sociedad civil han denunciado los excesos cometidos en las pasadas administraciones, ya que el gobierno ha rebasado los montos aprobados por la Cámara en materia de publicidad oficial.

En 2017, por ejemplo, el gasto autorizado fue de mil 447 millones de pesos; sin embargo, al final del año se ejercieron más de 8 mil millones de pesos.

Subestimaron el gasto

En el último año de Gobierno priista, 2018, se puede observar que en la era de Peña Nieto los presupuestos subestimaron el gasto real de la Administración, por lo que no hay una sola secretaría que no gastara más de lo que tenía asignado.

En ese año, a las secretarías les dio un presupuesto de 30 mil 475 millones de pesos para gasto de materiales y suministros, al final utilizaron 41 mil 248 millones de pesos.

La Oficina de Presidencia (981%), la Secretaría de la Función Pública (172%) y Gobernación (120%), tuvieron las mayores variaciones entre lo aprobado en su presupuesto y lo que ejercieron para materiales y suministros.

Además, las secretarías de Estado tuvieron 86 mil 777 millones de pesos para servicios generales vinculadas con la función pública, pero al final gastaron 151 mil 681 millones de pesos, una diferencia de 64 mil millones.

De acuerdo con el análisis del Imco, la administración del expresidente Enrique Peña Nieto subestimó sus ingresos y gastó más de lo presupuestado, además en su sexenio la deuda creció 46%.

Con estas cifras en mente, el Gobierno encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador contempla un presupuesto a comunicación social de 4 mil 258 millones de pesos.

Ya que durante su campaña anunció que como parte de las medidas de austeridad se impulsaría una reducción del 50% en la publicidad gubernamental.