Se crea el primer registro oficial de fosas clandestinas en México

- Por

Hay que clavar profundamente una cruz de metal para luego sacarla y oler su punta. El olor informa a los colectivos de búsqueda si ahí debajo hay cadáveres enterrados. Este es el día a día de miles de mexicanos que buscan a sus familiares desaparecidos después de la guerra antidrogas creada por Felipe Calderón. Los esfuerzos ciudadanos han logrado mucho más que los federales, por lo que se atiende el tema casi 13 años después.

El gobierno de López Obrador ha informado de la creación del primer registro nacional de fosas clandestinas en México, un tema que han solicitado a las autoridades los familiares que aún buscan a sus allegados bajo tierra. Recordemos que se han encontrado fosas con cadáveres en la mayoría de los estados del país, por lo que este registro podría marcar el primer avance de un gobierno federal para solucionar la crisis de desaparecidos.

Pero dentro del registro que pretende el gobierno mexicano hay muchos huecos. Se inicia con los datos de los últimos años, por lo que es prácticamente imposible saber qué ha pasado con las fosas más antiguas en donde se han encontrado restos humanos. Incluso antes de la guerra antidrogas hay datos de personas enterradas bajo tierra en fosas, por lo que no se sabe de datos de casi 20 años.

Faltan 20 años de datos

El registro mantendrá información por estado, número de cuerpos exhumados y número de fosas encontradas en cada territorio. Pero se trata de una recolección de datos que debió iniciar desde que arrancó la guerra del gobierno panista, en 2012. Los hallazgos que se pueden encontrar actualmente apenas registran la data de los últimos cinco meses, es decir, se sabe menos del 10% de lo que debería estar registrado en los archivos federales.

El gobierno obradorista ha prometido una comisión especial de búsqueda para que las personas con familiares desaparecidos puedan saber en dónde están. La iniciativa del gobierno está encabezada por Alejandro Encinas, quien ha compartido los números de una tragedia ignorada por las administraciones del PAN y el PRI. Los datos más confiables sobre la cantidad de fosas y restos encontrados las han tenido que crear organizaciones civiles y periodistas.

40,000 desaparecidos

Se sabe que desde el 2006 se han registrado el hallazgo de casi 2,000 fosas en todo México. Dentro de ellas hay más de 2,800 cadáveres (muchos de ellos sin identificar). Estos datos aún se han completado con los registros del 2017 y 2018, por lo que los números pueden elevarse drásticamente. “Este es un proceso que debe remitirnos a por lo menos 20 años para tener un registro plenamente desarrollado», reconoce Encinas.

El número de desaparecidos en México ya rebasa los 40,000, después de una guerra que se concentró en la actividad armada. Con más de un cuarto de millón de personas fallecidas, la guerra contra las drogas de Felipe Calderón fue continuada sin cambios por el gobierno de Enrique Peña. La llegada de López Obrador promete terminar con los ataques armados, pero se esfuerza en dar más poder que nunca a las fuerzas armadas (acusadas en varias ocasiones de propiciar algunas desapariciones).

Mira toda la información en este reportaje de El País.