Peña Nieto dejó 326 hospitales inconclusos de los cuales la mitad son inviables

- Por

Al finalizar el Gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto, un total de 326 hospitales y unidades médicas que se mandaron a construir quedaron inconclusas, de las cuales el 49% no podrán ser terminadas, debido a que han sido catalogados como inviables y ponen en riesgo la integridad de los ciudadanos.

De acuerdo con una investigación del diario El Universal, derivado de un reporte emitido por la Secretaría de Salud (Ssa), se trata de 160 obras de hospitales y unidades médicas que tras haber sido analizados se llegó a la conclusión de que deberán ser suspendidas definitivamente, ya que, presentan fallas en las estructuras o porque no fueron bien planeadas desde su origen.

Con anterioridad el presidente Andrés Manuel López Obrador había aseverado que su administración buscaría rehabilitar y terminar los 360 inmuebles, sin embargo, el pasado mes de abril la misma Ssa le entregó un reporte en el que se detalla el total de las obras no se podrán concluir puesto que no cuentan con los requisitos mínimos.

De estas 160 obras: 123 son unidades médicas y 37 hospitales, sumado a que un total de 75 inmuebles no cuentan con un proyecto maestro de infraestructura. Mientras que sólo tres unidades médicas que se ubican en León, Guanajuato; Ahome, Sinaloa; y Othón P. Blanco, Quintana Roo, tienen los requisitos para que próximamente sean inaugurados.

El estado actual de las obras

El reporte entregado por la Secretaría de Salud detalla que de las 251 obras que se siguen construyendo, sólo 7 reportan un avance del 90%, en tanto que tres unidades médicas que se encuentran en Saltillo, Chiapas y Mérida se hallan en un 80% de avance, lo que significa que 235 inmuebles no figuran en la lista para que sean inaugurados en el corto plazo.

En cuanto a las 160 obras que ya no podrán ser concluidas, 56 son pertenecientes del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), mismos que se encuentran en una situación de abandono y que se ubican en estados como Hidalgo, Puebla, Ciudad de México, Estado de México, Tamaulipas, Aguascalientes, Zacatecas, Jalisco, Michoacán, Morelos, Oaxaca, Baja California, Chiapas, Quintana Roo, Yucatán, entre otros.

En este mismo sentido, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) presenta retrasos de construcción en 7 hospitales generales. Como en el caso de los centros médicos de Ciudad Acuña, Atlacomulco y Pachuca, que comenzaron a ser construidos en el 2017 con miras a ser concluidos en 2019, lo cual no ha sido hasta ahora cumplido.

En el caso del centro médico de Ciudad Acuña, la obra está planeada para tener una capacidad de 90 camas, sin embargo, a inicios de este 2019, sólo reportaba un avance de construcción del 26%, al cual se le ha invertido 551 millones 400 mil pesos.

Misma situación en la que se encuentra el hospital de Atlacomulco, Estado de México, ya que, presenta un avance de 55%, teniendo un presupuesto de 663 millones 200 mil pesos.

Sumado a estos casos se han sumado otros como el del Hospital General Regional 36 de San Alejando, Puebla, el cual inició su construcción en julio de 2018 y se encuentra proyectado para que sea concluido en el 2020, con una capacidad de 415 camas, sin embargo, a comienzos del 2019 reportó una inversión de 2 mil 49 millones 45 mil 830 pesos con un avance de la obra de apenas el 2%.

También existen casos de inmuebles de deberían ser entregados este año, como los casos del Hospital General de Zona Médico Familia número 7 de Cuautla, Morelos y el Hospital General de Zona número 5 de Atlixco, Puebla, los cuales en su último reporte presentaron un 6% y 35%, respectivamente, en el avance de la construcción.

Lee la investigación completa en El Universal