Ministerio Público ha liberado al 56% de detenidos por huachicoleo

- Por

Es difícil combatir el robo de combustible cuando la ley parece a la medida de los detenidos. Después de una guerra contra el huachicoleo, el presidente mexicano se ha lanzado en contra de la legislación actual que no garantiza que los detenidos por robar gasolina terminen en prisión. La insistencia de López Obrador apuntó a temas legales, pero realmente más de la mitad de los detenidos por este crimen quedan libres gracias al MP.

Se trata de un tema delicado. La administración obradorista ha criticado durante años que el gobierno de Peña Nieto no presionó para que huachicol fuera considerado un delito grave en el país. Ahora mismo se ha logrado esto, pero el Ministerio Público federal ha determinado que no hay suficientes pruebas para que los 600 detenidos por robo de gasolina sean enviados a prisión. Más de la mitad ha quedado libre (56%).

Esta falta de capacidad para enfrentar temas como el robo de gasolina expone las decisiones que se toman dentro del MP. Se sabe que muchos de los detenidos ni siquiera pisaron la cárcel mientras se analizaba su caso (incluso cuando fueron detenidos abriendo ductos, transportando o vendiendo gasolina robada). La mayoría de los jueces encargados ni siquiera solicitaron prisión preventiva para los detenidos.

Mucho ahorro y pocas condenas

Recordemos que la guerra contra el narcotráfico fue la primer decisión de máxima seguridad del gobierno de López Obrador. Con más de cuatro meses en activo, las fuerzas federales y armadas están vigilando a diario los cientos de ductos que atraviesan el territorio mexicano. El presidente presumió hace unos días que se han logrado ahorros por 12,000 millones de pesos. Pero la cifra de condenados por estos actos es mínima.

Y es que solamente 72 personas han sido condenadas por huachicoleo desde que se estrenó el gobierno de Morena. Es decir, se ha trabajado con poco más del 10% de efectividad. Son al menos 370 detenidos por robo de combustible los que han quedado en libertad (la mayoría de los detenidos provienen de estados golpeados por el huachicol como Puebla o Morelos).

El problema vendría de las fiscalías locales, quienes los liberan y luego continúan investigando.

Falta de pruebas, la razón

Una de las urgencias del tabasqueño ha sido crear una fiscalía mexicana. Con Gertz Manero a la cabeza, esta dependencia ha modificado la forma en la que se actúa contra los detenidos por huachicoleo. Con 281 detenidos, el fiscal nacional ha presentado a casi el 43% de los detenidos ante un juez, mostrando más avances que el MP. Al menos 66 de estos presentados fueron liberados por falta de pruebas.

Lo cierto es que en un país plagado de grupos criminales apenas se reportan condenas ejemplares. Solamente uno de cada tres detenidos es vinculado a proceso. Pero las modificaciones que hizo su partido en las cámaras legislativas tampoco ayudan demasiado. Que el huachicoleo sea considerado delito grave no importa demasiado si los jueces continúan liberando detenidos cuando no se les presentan carpetas de investigación con pruebas suficientes.

Mira toda la información en este reportaje de Animal Político.