México alista castigos económicos a la política de Donald Trump

- Por

Donald Trump insiste en que para salvar la economía de su país es necesario afectar sus tratados económicos hacia afuera. Esto ha afectado principalmente a su gran competidor global, China; pero la guerra de aranceles también le está pegando de lleno a México, un país demasiado cercano y ahora su principal socio económico global.

Después de que el republicano se lanzara contra el jitomate mexicano, el gobierno mexicano no ha tolerado estas trabas a toda una industria alimentaria con ganancias millonarias por año. Es por eso que la secretaria mexicana de economía anuncia que ya está redactada la lista de los castigos económicos que nuestro país tendrá con Estados Unidos para equilibrar las cosas.

Graciela Márquez ha estado bastante activa con la ministra canadiense de economía. En las últimas horas han tenido reuniones importantes, en donde queda claro que Estados Unidos saldrá lastimado por una batalla económica que afecta prácticamente a todo el globo. Los aranceles punitivos también se deben a las alzas de Trump a importaciones en aceros y aluminios con otros países, como Canadá.

Tardarán algunas semanas

Pero desde este lado del continente las cosas no serán tan repentinas. Si bien el presidente estadounidense está acostumbrado a implementar castigos económicos de un día para otro, el gobierno mexicano anunció que esperará “dos o tres semanas” para activar estos aranceles punitivos.

La idea es que sean revisados a fondo por la secretaría de hacienda y la de gobernación (la ya clásica burocracia mexicana).

Donald Trump está desesperado para sanar las finanzas de su nación, hundida en una crisis de su moneda y con un mal papel de inversión a nivel internacional. La política proteccionista del republicano está generando enemigos allá afuera. Y es que todas las naciones de importancia económica en el planeta están sufriendo por sus aranceles.

Los aranceles pegan a todo el mundo

Los castigos arancelarios de Trump han dolido en negocios claves de sus cercanos. Los canadienses vieron afectados su industria de acero, los mexicanos la industria alimentaria, la unión europea ha sufrido en sus mercados de bebidas alcohólicas, los rusos con su industria de transporte y los chinos con sus envíos de cerdo y aceros.

Por lo tanto, estas naciones también preparan castigos económicos para Estados Unidos.

Estas trabas económicas llegan, curiosamente, justo cuando se está por discutir el T-Mec en el congreso yanqui. México y Canadá fueron obligados a renegociar su acuerdo histórico más sólido en las últimas décadas, algo que tuvo como telón de fondo una mejora económica para Estados Unidos. Trump acostumbra soltar aranceles para presionar a sus adversarios. Al menos dos de ellos ya han retado la actitud del republicano.