Mafia de secuestradores en México usa Instagram para cazar mujeres jóvenes

- Por

El entramado de una presunta mafia de secuestradores en México, quedó al descubierto tras la captura de “El Soni”, figura importante en una corporación criminal que utilizaba Instagram para cazar a mujeres jóvenes.

Mediante un artículo de opinión publicado en la revista Forbes, la ex legisladora Rosi Orozco dio a conocer la historia de Esmeralda, una joven venezolana que es pieza clave en el próximo juicio al presunto criminal.

A decir de Orozco, tres mensajes atemorizantes, junto con los testimonios de varias sobrevivientes más, representan el recurso más importante para que “El Soni” permanezca en prisión y se haga justicia.

Instagram, una ventana para elegir chicas

La historia de esta chica de Venezuela comenzó meses atrás, cuando una mujer la contactó mediante Instagram, para ofrecerle un empleo en México, que le permitía sacar adelante a su familia en pocos meses, como modelo de una prestigiosa agencia.

Según le dijeron, Esmeralda trabajaría para empresarios reconocidos y grandes marcas; sin embargo, entró al país ilegalmente, con la complicidad de personal del Instituto Nacional de Migración en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y desde entonces, perdió su libertad.

La también activista contra la trata de personas, narra en su artículo, que Esmeralda fue llevada a un departamento de la colonia Nápoles, donde le quitaron su pasaporte y la forzaron a posar desnuda para un catálogo y ahí fue cuando supo que no sería modelo, sino esclava sexual de una página web.

Dicho sitio, que hasta hoy continúa trabajando, se denomina La Boutique VIP, símil de la página de Internet Zona Divas, que seguía el mismo modus operandi, alterando las fotos de las mujeres para que no fueran reconocidas por su familia.

Así operaba esta mafia

Le borraron tatuajes, aumentaron sus tallas, cambiaron su peinado y le dieron un nuevo nombre. En su primer encargo fue obligada a tener relaciones sexuales con un cliente que pagó para verla interactuar con otra mujer. Cada vez que era violada, debía entregar el dinero a sus captores”, señaló Orozco en su relato.

Según cuenta Orozco, “El Soni” fue proveedor de cientos de mujeres engañadas para hombres poderosos a costa de innumerables secuestros, extorsiones, violaciones y feminicidios utilizando redes sociales y sitios web.

Esmeralda soportó hasta que, aprovechando un descuido, escapó de sus captores, quienes la obligaban a tener relaciones sexuales con clientes que pagaban un servicio VIP en hoteles de la Ciudad de México.

Al no encontrar a Esmeralda, los criminales la amenazaron de muerte junto con su familia y le pidieron regresar al departamento cuanto antes, pero Esmeralda se rehusó y recurrió a un contacto en México que le habían dado para una emergencia.

Sobrevivir a la caza de mujeres

Este contacto apoyó a la joven y la llevó con las autoridades para mantenerla fuera del alcance de sus captores; ahora, sólo espera la justicia auspiciada por el nuevo gobierno.

Luego de este relato, la también presidenta de la Comisión [email protected] vs Trata AC, exigió a la administración del presidente López Obrador que las autoridades estén a la altura del desafío y se coloquen del lado correcto de la historia.

Vale mencionar que Santiago Nieto, Jefe de la Unidad de Investigación Financiera dio a conocer que congeló las cuentas bancarias de este presunto criminal, las cuales contenían aproximadamente 83 millones de pesos, con lo que esperan detener un poco las operaciones del grupo criminal.

Con información de Forbes