Infectan WhatsApp con un programa creado por la misma desarrolladora de Pegasus

- Por

Una falla de seguridad en la aplicación de mensajería WhatsApp, fue aprovechada por un grupo de hackers, quienes habrían instalado un programa espía en los teléfonos celulares Android y IPhone a fin comprometer los datos personales de los usuarios.

De acuerdo con información del diario británico Financial Times, las sospechas sobre la presencia de este “spyware” fueron por parte de un abogado en Londres quien por cuestiones de seguridad pidió permanecer en el anonimato, sin embargo, se sabe que se trata de un defensor de periodistas mexicanos y activistas de otros países que han denunciado espionaje en su contra.

Según la declaración del abogado, la presencia del “spyware” fue descubierto debido a que tuvo la sospecha de que su teléfono había sido infectado por el software espía, por lo que reportó su caso al Citizen Lab, una iniciativa de la Universidad de Toronto que se encarga de descubrir programas de espionaje que son utilizados para atacar a periodistas y activistas.

Citizen Lab señaló a través de su cuenta de Twitter, la sospecha de que el grupo de hackers habían intentado atacar el domingo pasado a un abogado de derechos humanos, sin embargo, indicaron que la compañía de mensajería había alcanzado a detener la agresión.

NSO Group desarrolló el software espía

Fuentes del diario británico y del New York Times, detallaron que investigadores de seguridad de WhatsApp descubrieron el “spyware” luego de que se detectara una actividad anormal en las llamadas de voz de la aplicación, llegando a la conclusión de que el software espía tenía las mismas características a los programas que desarrolla la compañía israelí NSO Group.

Recordando que NSO Group es la misma empresa señalada de proveer herramientas tecnológicas como Pegasus, la cual se sabe fue usada por Gobiernos para espiar a periodistas y activistas.

En junio de 2017, una investigación de The New York Times dio a conocer que el Gobierno del entonces presidente Enrique Peña Nieto había adquirido el programa de espionaje Pegasus, desarrollado por NSO Group, el cual había sido empleado para el espionaje de defensores de derechos humanos, periodista y activistas anticorrupción.

La investigación dio a conocer que desde el 2011, al menos tres agencias federales mexicanas habían gastado casi 80 millones de dólares en programas de espionaje de una empresa israelí.

Pero a pesar de que el Gobierno Federal se comprometió en realizar una investigación por estos actos y de pedir la asistencia de agencias estadounidenses, fueron funcionarios de dicho país y del FBI quienes rechazaron la solicitud al considerar que la administración de Peña Nieto podía estar usando la participación de Estados Unidos con la intención de simular la investigación ordenada por el mandatario mexicano.

WhatsApp pide actualizar la aplicación

Después de haberse dado a conocer la presencia del “spyware”, la empresa WhatsApp aseguró haber corregido los errores y haber eliminado el software, por lo que pidió a los usuarios descargar la última versión de la aplicación y del sistema operativo del dispositivo móvil, a fin de protegerse de potenciales ataques de seguridad diseñados para comprometer la información de los usuarios.

Hasta el momento WhatsApp no ha dado a conocer el número de personas que podrían haber sido atacadas con la herramienta tecnológica, pero se sabe que a nivel mundial existen unos mil 500 millones de usuarios que utilizan este sistema de mensajería.

En cuanto al ataque, reportes de los investigadores de seguridad indicaron que el “spyware” trata de un software sofisticado que estaría solo al alcance de actores avanzados que estarían enfocados en atacar a un selecto número de usuarios.

Por su parte, la firma NSO Group aseguró este martes que el programa detectado en los teléfonos celulares es vendido a Gobiernos que “luchan contra el crimen y el terrorismo”.

“NSO Group no opera el sistema, y luego de un riguroso proceso de estudio y autorización, organismos de seguridad e inteligencia determinan cómo utilizar la tecnología para sus misiones de seguridad pública. Investigamos cualquier denuncia creíble de mala utilización y, si es necesario, tomamos medidas, incluyendo la desactivación del sistema.«

Cabe señalar que hasta el momento, NSO Group tiene dos demandas en su contra interpuestas en Israel y en Chipre, por su supuesta implicación en actividad de espionaje ilegal. También se sabe que dichas demandas fueron impulsadas por un ciudadano de Catar y un colectivo de activistas y periodista mexicanos que afirman haber sido víctimas de Pegasus.