Si alguien de la Guardia Nacional se vende al narco tendrá condena de 60 años

- Por

Se trata de la fuerza armada que tendrá que frenar la violencia desatada por la guerra antidrogas. Después de doce años de acción bélica sin avances notorios, la guardia nacional creada por López Obrador tendrá como tarea frenar la guerra y cuidar a los civiles después de años de secuestros, desapariciones, masacres y fuegos cruzados. Para lograrlo, los guardias nacionales tendrán castigos ejemplares si se llegan a aliar con el narcotráfico mexicano.

Castigos ejemplares

La amenaza está sobre la mesa: hasta 60 años en prisión a los guardias nacionales que se mezclen con los grupos criminales. La idea es frenar esa costumbre de la policía federal y varios miembros de las fuerzas armadas de trabajar para ambos bandos. Los ejemplos de corrupción militar y policiaca no cesaron durante las eras Calderón y Peña, por lo que se prevén castigos fuertes para evitar traiciones dentro de la nueva fuerza armada.

Pero no solamente se aplicará este castigo penal a los guardias que puedan torcerse, el castigo también podrá tocar a los altos mandos de la guardia nacional. El objetivo es claro: se abrirán procesos penales en contra de elementos que pasen información, comprometan estrategias de seguridad, den avisos, apoyen, protejan o encubran a criminales mexicanos. Serán tratados con la misma severidad que a los grupos criminales.

Crítica directa a Peña y Calderón

El castigo es una crítica clara a las policías que tanto promovieron Calderón y Peña Nieto. Durante los años más activos de la guerra contra el narcotráfico, se supo que departamentos enteros de la policía estaban siendo controlados por grupos criminales. Además, se sabe que altos mandos también tuvieron nexos con la mafia de la droga mexicana. Actualmente se sigue un proceso en contra del militar al mando de la vigilancia de ductos de Pemex, por posible huachicoleo.

López Obrador ha prometido que no se seguirá con una acción bélica enfocada en detener a los capos de la droga en México. El tabasqueño dejó en claro que los objetivos de la guardia nacional serán otros, sobretodo preocupados por garantizar la seguridad de los mexicanos en un país que año con año rompe cifras récord de asesinatos violentos. Para lograrlo, el gobierno morenista promete una guardia nacional honesta y limpia.