Nunca se sabrá cuánto gastó Angélica Rivera como primera dama

- Por

Muchos fueron los capítulos que se escribieron en casi 10 años matrimonio que mantuvo unidos al ex presidente Enrique Pena Nieto y a Angélica Rivera Hurtado. Una relación que oficialmente concluyó el pasado 02 de mayo, cuando el exmandatario dio a conocer a través de sus redes sociales su divorcio.

“Quiero agradecer a Angélica por haber sido mi compañera, esposa y amiga a lo largo de más de diez años, y por haber entregado su amor, tiempo y dedicación a nuestra familia. Hoy ha concluido legalmente nuestro matrimonio, deseo que le vaya bien siempre y que tenga éxito en todo lo que emprenda. Angélica, muchas gracias por todo”, fueron las palabras que Peña Nieto dedicó en sus redes para su ex esposa.

Lo que inició en 2010

La historia entre Peña Nieto y Angélica Rivera que dio inicio desde el 2010 con su matrimonio siempre tuvo dos versiones ante la opinión pública.

La primera fue la de un flechazo de amor que dio en el blanco cuando la entonces actriz de Televisa, fue contratada para ser la imagen de la campaña de los 300 compromisos cumplidos cuando Enrique Peña Nieto era Gobernador del Estado de México.

En tanto que la segunda versión fue la de un cálculo político “arreglado” para que los medios impresos y la televisión dieran cuenta a la ciudadanía, la historia de unión entre un hombre y una mujer de mucho poder, con miras a conquistar la presidencia de México.

Cuando Peña Nieto asumió la presidencia de la República, Angélica Rivera asumió su papel como la de primera dama y meses después como la cabeza del consejo consultivo del DIF. Sin embargo, durante todo el sexenio pasado, su gestión no dejó ninguna huella, pero en cambio sus apariciones en eventos mundiales y en los medios de comunicación fueron constantes.

La Casa Blanca

Fue el 06 de marzo de 2013, cuando Angélica Rivera tomó posesión del consejo consultivo del DIF, en un evento en el que estuvieron presentes Gobernadores, el Gabinete presidencial y un grupo de actores que fueron invitados por ella. Pero a pesar de que su discurso estuvo enfocado en las necesidades de la población, la realidad es que durante todo el sexenio nunca presentó un plan de trabajo.

Siendo en noviembre de 2014, cuando se dio el primer gran escándalo de la pareja presidencial, cuando Aristegui Noticias presentó un reportaje en el que evidenció una casa de 86 millones de pesos, registrada a nombre de Ingeniería Inmobiliaria del Centro, de Juan Armando Hinojosa Cantú, el contratista favorito del Gobierno Federal.

A pesar de que Angélica Rivera trató de dar una explicación a través de un video que subió a su canal de YouTube, tanto la aprobación del presidente como la de ella se desplomó. Fue entonces que el Gobierno intentó hacer de la primera dama un perfil más discreto.

La muestra de ello se dio el 25 de abril de 2015, cuando el Gobierno Federal retiró la imagen y la biografía de Angélica Rivera de la página oficial de Los Pinos.

De Los Pinos a las revistas sociales

Aunque el Gobierno retiró la información relacionada con Angélica Rivera, la realidad fue que desde el 01 de diciembre de 2012 hasta 2018, la entonces primera se mantuvo apareciendo de manera importante en las portadas de distintas revistas como: ¡Hola!, Quién y Vanidades.

Las actividades de la primera dama continuaron siendo las mismas, tanto en actos oficiales, como en sus apariciones en las revistas siguió mostrando sus gustos, sus viajes al extranjero y sus vestidos de diseñador.

En marzo de 2015, la revista Quién publicó una crónica del viaje de Estado que la pareja presidencial hizo a la Gran Bretaña. Sin embargo, la información presentada fue acerca del vestido que Angélica Rivera presentó durante la visita.

La imagen de la primera dama de México fue descrita por la revista como “arriesgado y sofisticado”. Según datos de algunas páginas de moda el vestido usado en la Gran Bretaña, estaba valuado en mil 300 dólares, es decil unos 50 mil pesos.

Además de los vestidos y de la ropa, Angélica Rivera hizo varios viajes al extranjero como al Mundial de Fútbol de Brasil en 2014, y en junio de 2015 hizo otro a Beverly Hills en Los Ángeles, California, juntos con todos sus hijos. Todos estos viajes y otros tanto hechos a distintos puntos de mundo, tanto la primera dama, sus familiares y sus amigos siempre fueron acompañados por el cuerpo de élite del Estado Mayor Presidencial.

Pese a toda esta evidencia, el Gobierno ha señalado como “inexistentes” los gastos que la primera dama realizó durante todo el sexenio.

En el Portal de Obligaciones y Transparencia sólo existe un gasto relacionado con Angélica Rivera. El de su viaje al Vaticano en 2014, cuando asistió a la ceremonia de canonización de Juan XXIII. De acuerdo con datos del Gobierno, el Estado Mayor Presidencial erogó 91 mil 56 dólares con 45 centavos para su protección.

Lee la investigación completa en Sin Embargo