Organizaciones piden que se prohíba la venta de comida chatarra en las escuelas

- Por

La mañana de este lunes, organizaciones de la sociedad civil presentaron la campaña “100% Escuelas Libres de Comida Chatarra”, con la que se busca que todos los colegios públicos y privados de México, cumplan con los lineamientos de la Ley que prohíbe la venta de alimentos y bebidas chatarras, y se sancione a las escuelas que todavía permiten la venta dentro de sus instalaciones.

Esta campaña fue presentada por la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) y la organización El Poder del Consumidor, los cuales dieron a conocer que a pesar de que desde 2010 existen lineamientos en el tema de la venta de comida en las escuelas, el 51% de los alimentos que se siguen vendiendo son chatarra.

De acuerdo con la campaña, estas normas son obligatorias para todas las escuelas públicas y privadas del país, sin embargo, los colegios que no cumplen con los lineamientos no son sancionados por las autoridades correspondientes, aun cuando desde el 2014 se estableció que las escuelas podían ser castigadas.

Obesidad infantil en México

Según datos de El Poder del Consumidor, la venta de comida chatarra se encuentra presente en más de 250 mil escuelas del país y generan ganancias de miles de millones de pesos al año, siendo los alumnos del nivel básico escolar el mercado más rentable a nivel nacional.

Ante esta problemática, la Dra. Teresa Shamah Levy señaló que la finalidad de prohibir la comida chatarra en las escuelas es en pro de los derechos de la infancia al acceso a la protección de la salud, a una alimentación saludable, suficiente y adecuada, los cuales se encuentran reconocidos en los artículos 3, 6, 24 y 31 de la Constitución.

Asimismo, la Dra. Shamah Levy detalló que en México uno de cada tres infantes vive con obesidad, lo cual ha generado que uno de cada dos niños nacidos a partir de 2010, corran el peligro de desarrollar diabetes a lo largo de su vida sino se toman las acciones necesarias para prevenirlo.

La Dra. Teresa Shamah señaló que a pesar de que existen leyes que buscan prevenir la venta de alimentos chatarra, las escuelas que no cumplen con estas normas están contribuyendo a que la tendencia de que el 33% de los alumnos de todo el país que padecen sobrepeso siga creciendo.

Mientras que en la adolescencia la prevalencia de obesidad en las zonas rurales ha crecido un 10% más. Aunado a que las mujeres de edad adulta que se encuentran en las zonas rurales alcanzan una prevalencia del 75% de obesidad, en tanto que las que viven en zonas urbanas es alrededor del 73%.

Factores que originan la obesidad infantil

Sumada a la venta de comida y bebidas chatarra en las escuelas, existen otros factores que contribuyen al problema de la obesidad infantil en México, como lo es el sedentarismo, el estrés, la falta de sueño y la ausencia de hábitos como el monitoreo del peso y la talla.

De acuerdo con la campaña, a nivel nacional el 21% de alimentos y el 7% de las bebidas que consumen los niños en las escuelas son altos en azucares.

Otros datos dados a conocer es que el 30% de las calorías que tienen los niños en su cuerpo son provenientes de alimentos chatarra.

Según la propuesta de la organización, se busca que en México quede prohibida la venta de refrescos, refrescos light, leche de sabor con azucares añadidos, botanas saladas, galletas, pastelitos, dulces, postres y yogurt con azúcar.

En tanto que se propone que se promueva una alimentación a base de frutas, verduras, cereales integrales, oleaginosas, leguminosas secas y agua natural.

La legitimidad de la comida chatarra

Por su parte, el Dr. Enrique Jacoby indicó que la escuelas son el escenario perfecto para promover hábitos de alimentación saludable en la niñez que busquen fomentar gustos por los alimentos naturales y tradicionales.

Jacoby aseguró que la promoción de la comida chatarra debería ser similar al del tabaco, la cual actualmente cuenta con leyes que restringen su consumo, sin embargo, la imagen de este alimento sigue siendo presentada ante la niñez como algo aceptable.

Recordando que en días pasados, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló la norma que rige el etiquetado de alimentos y bebidas, lo que significa que la empresas no están obligadas a cambiar la presentación de sus productos.

Algunas de las recomendaciones propuestas por las organizaciones es que a nivel nacional se realicen acciones permanentes en la difusión continua sobre la regulación de los alimentos. Así como realizar actividades de monitoreos y procesos de comunicación a fin de que la ley sea cumplida en todas las escuelas del país.

Según las organizaciones, la Secretaría de Salud no cumple con la tarea de liderar los procesos de capacitación, monitoreo y sanciones por incumplimiento de la regulación. En tanto que la Secretaría de Educación Pública debería de adoptar y facilitar la regulación dentro de la estructura educativa.