En México puedes conseguir datos personales con 200 pesos

- Por

En la era de la hiperinformación y de las redes sociales los datos personales de los usuarios significan oro sólido para las empresas, las cuales busca a partir de esta información colocar sus productos en un mercado más receptivo.

En México, pese a la existencia de leyes de protección de datos personales, la compra-venta de estos en el mercado negro puede encontrarse incluso en grupos abiertos de Facebook, como si se tratara de vender ropa usada o mercancía de contrabando.

De acuerdo con el informe “Valor Económico de los Datos Personales” (2016), de la Asociación de Internet de México y la Secretaría de Economía, basado en entrevistas a individuos y empresas, hambrientos de lucrar con datos de contacto, financieros, laborales, académicos, de entretenimiento, sexuales, ambiente familiar, salud, características físicas, situación jurídica, ideología y origen étnico, en México se pueden comprar datos que van desde números telefónicos hasta imágenes o sonidos, en menos de 100 pesos.

Entre los datos sensibles, de acuerdo con el estudio de la Asociación de Internet de México, resalta que una compañía puede saber por 135 pesos si una mujer está embarazada o por 107 pesos cuántos hijos tiene alguien. El tipo de sangre vale unos 27 pesos, el color del iris otros 17 pesos y la palma de la mano 31 pesos.

https://twitter.com/El_Universal_Mx/status/1127726398733410304

Según informa el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), una compañía puede pagar 217 pesos por un correo electrónico; 184 pesos por una firma electrónica; 171 pesos por un número telefónico; 147 pesos por un domicilio o la CURP; 130 pesos por una fotografía; o 109 pesos por el lugar de nacimiento; si se interesa por temas principales consultados en la red da 208 pesos, por el cargo laboral 211 pesos o 228 pesos por la cédula profesional.

La ley protege a los usuarios

La Ley de Protección de Datos Personales (en posesión de particulares y de sujetos obligados), así como el artículo 16 constitucional establecen el derecho a la privacidad y protección de datos personales.

En el caso del manejo de datos personales por parte de sujetos obligados públicos como el Poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, partidos políticos, órganos autónomos, tribunales y fideicomisos, “más que venta de datos personales llegan a cometer errores en el tratamiento de los datos, es decir, que no los resguardan con efectividad”, expuso el Comisionado del Instituto de Transparencia, Acceso a la Información Pública, Protección de Datos Personales y Rendición de Cuentas de la Ciudad de México (INFODF), Rodrigo Guerrero García. “Por querer proteger el derecho a la información no cuida los datos personales”.

Ante ello, un particular puede interponer un recurso de revisión de manera directa o vía electrónica para que sus datos sean protegidos como dicta la ley, o en su caso, se sancioné a los funcionarios por el mal manejo de los datos personales.

El Comisionado presidente del INAI, Francisco Acuña Salas, dijo que la “competencia complementaria” del órgano autónomo además de garantizar el acceso a la información pública es defender el derecho a la privacidad.

A pesar del marco legal, la compraventa de datos personales en México sigue siendo un negocio lucrativo, en el cual las autoridades deben mejorar su seguridad, ya que muchas veces los datos se filtran desde instituciones públicas.


Etiquetas: