Emilio Lozoya tendrá muerte política hasta el 2029… pero no lo arrestan

- Por

El gobierno mexicano ha lanzado un golpe letal a la poca estabilidad que logró reunir el PRI. Uno de sus más polémicos integrantes, el itamita Emilio Lozoya, ha sido castigado con diez años de muerte política. Después de haber tenido una oscura y accidentada dirección en Pemex al arranque del peñismo, Lozoya no podrá sostener ni un solo cargo en el gobierno mexicano de aquí al 2029.

La sanción llega justo cuando se han prometido los primeros avances importantes en el caso Odebrecht en México. Recordemos que solamente en nuestro país y en Venezuela no hay ni un solo responsable de esta corrupción internacional. Emilio Lozoya es uno de los implicados en la trama, con una investigación fuerte en su contra que se inició cuando Santiago Nieto era el fiscal electoral mexicano.

No hay avances en caso Odebrecht

Estos 10 años de muerte política serían una de las acciones más contundentes en contra de un hombre que dejó Pemex bajo el escándalo y huyó rápidamente del país. Pero lo cierto es que no garantiza que se avance en su captura. El fiscal mexicano, Gertz Manero, anunció que para julio de este año habrían avances notorios en dos casos enormes de corrupción en el país: la Estafa Maestra y Odebrecht. Este castigo de la SFP podría ser parte de un posible arresto al priista.

A Lozoya se le acusa de entregar información falsa en su declaración patrimonial cuando le fue entregada la dirección de Pemex. Además, el itamita y cercano a Enrique Peña Nieto, no informó sobre una de sus cuentas bancarias más importantes, en donde tenía acumulados varios cientos de miles de pesos. Todo esto pareciera ser suficiente para avanzar en la detención (con solicitud de extradición incluida, se encuentra en Estados Unidos) del priista.

Además de este personaje, también fue sentenciado otro hombre que fuera alto mando de Pemex (Proceso afirma que es Torres Garrido). El aliado de Lozoya habría estafado a la petrolera mexicana por poco menos de 620 millones de pesos, misma cifra que le habría sido impuesta como multa. Incluso se aplicó una sanción mayor, con 15 años de muerte política.