Junto con Emilio Lozoya podrían caer estos altos mandos del PRI

- Por

La orden de aprehensión para un priista de alto rango le dio un rodillazo en el pecho al PRI. El partido más antiguo de México se encuentra justo en un proceso de renovación en donde hay un esfuerzo inédito por alejarse de los escándalos de corrupción del sexenio peñista. Justo en medio de esta búsqueda de limpieza interna llega la orden para capturar a Emilio Lozoya, acusado de recibir sobornos de Odebrecht y comprar a precio multimillonario una planta llena de chatarra.

Detrás de la cacería en contra de Lozoya, exdirector de Pemex, están otros priistas que formaron parte del consejo de administración que aprobó la compra de la petroquímica Agro Nitrogenados. Sabemos que Emilio Lozoya necesitaba aprobación de otros altos mandos del gobierno de Enrique Peña Nieto para realizar esta compra (valuada en aproximadamente 50 millones de dólares, pero finalmente comprada a un precio de 275 millones de dólares).

Los priistas involucrados

En esta decisión estuvo involucrado Luis Videgaray, entonces secretario de hacienda; Ildefonso Guajardo, entonces secretario de economía; Pedro Joaquín Coldwell, entonces presidente del consejo de administración de Pemex y secretario de energía; además de Enrique Ochoa Reza y Leonardo Beltrán Rodríguez, entonces subsecretarios de energía. Todos formaron parte del consejo de administración de la petrolera cuando fue aprobada la compra de esta planta chatarra.

Estos nombres resaltan después de que el abogado defensor de Emilio Lozoya los apuntara como los responsables reales de la aprobación de esta compra plagada de anomalías y sobrecostos. Javier Coello asegura que su cliente es parte de la trama pero no el único responsable de lo sucedido. La compra de Agro Nitrogenados sería apenas una parte de todas las acusaciones en contra de Lozoya, quien ya es buscado por la ley mexicana.

El primer paso en el caso Odebrecht

No es la primera vez que priistas del más alto rango resultan embarrados en casos graves de corrupción. Luis Videgaray ha sido mencionado anteriormente como un facilitador para evitar que se detenga al exgobernador César Duarte. Según Javier Corral, Videgaray estaría protegiendo a la élite del PRI al retrasar la extradición de Duarte para declarar sobre el caso Chihuahua, en donde estaría también involucrado Manlio Fabio Beltrones (entonces presidente nacional del PRI) e incluso el expresidente Enrique Peña Nieto.

La avanzada para detener a Emilio Lozoya sería la primera acción real del gobierno mexicano para atender la corrupción en el sexenio peñista. Detrás de las investigaciones está Santiago Nieto, quien fuera fiscal electoral y ahora es líder de inteligencia financiera. Si la justicia se aplica realmente, después de Lozoya vendrían más detenciones de personajes claves de la era Peña Nieto.