El gobierno mexicano abraza los derechos LGBTTTIQ

- Por

Durante la conferencia matutina de este viernes, el presidente Andrés Manuel López Obrador firmó un decreto para celebrar el Día Nacional de la Lucha contra la homofobia, lesbofobia, transforbia y bigobia.

Este decreto fue firmado en el marco del Día Internacional contra la Homofobia, y durante el evento el presidente López Obrador estuvo acompañado de la Directora del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Alexandra Haas; la directora de la Clínica Condesa, Andrea González; la activista Gloria Virginia Davenport Fentanes; Hugo López-Gatell Ramírez, Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud de la Secretaría de Salud; el activista Genero Lozano.

Asimismo, el Jefe del Ejecutivo Federal fue cuestionado sobre si tendría la intención de enviar una iniciativa al Congreso, a fin de que el matrimonio igualitario sea reconocido a nivel federal. Una cuestión que el presidente rechazó señalando que no lo ve como algo necesario dado a que ya existe una legislación que protege los Derechos de las personas.

Matrimonio igualitario en México

En este mismo contexto, la tarde del pasado jueves se dio a conocer de la instrucción de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SER) a las oficinas consulares de México, para que celebren el matrimonio entre dos ciudadanos mexicanos, sin distinción de sexo.

La firma de este oficio, fue encabezado por el Canciller Marcelo Ebrad Casaubon, quien detalló que será el titular de la Subsecretaría para América del Norte, Jesús Seade Kuri, para que sea el encargado de realizar las adecuaciones necesarias a los procedimientos consulares para cumplir con tal efecto.

Sumando a esto, en menos de una semana los Congresos locales de Hidalgo y de San Luis Potosí, avalaron el reconocimiento del matrimonio igualitario, respectivamente.

En el estado de Hidalgo se reformó la Ley de la Familia del Estado en los artículos 8, 28, 143 y 151, en donde se sustituyó el concepto “de un solo hombre por una sola mujer”, por el de “entre dos personas”.

Asimismo, la tarde del pasado jueves, el Congreso local de San Luis Potosí avaló también el matrimonio igualitario en el estado, Los artículos 15, 105 y 133 del Código Familiar fueron modificados y ahora establecen que el matrimonio es la unión legal entre dos personas, libremente contraída, basada en el respeto, con igualdad de derechos, deberes y obligaciones, que hacen vida común, con la finalidad de proporcionarse ayuda mutua, formando una familia.

Con esto, ahora son 18 de los 32 estados de la República Mexicana los que reconocen el matrimonio igualitario: Quintana Roo, Coahuila, Nayarit, Chihuahua, Jalisco, Campeche, Colima, Michoacán, Morelos, Chiapas, Puebla, Baja California, Nuevo León, Hidalgo y San Luis Potosí.

Aunado a que en el 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que los Códigos Civiles de los estados tendrían que considerar el matrimonio como la unión de un hombre y una mujer como un tema inconstitucional. La jurisprudencia 43/2015 estableció que los jueces del país tienen la obligación de otorgar un amparo a las personas del mismo sexo que quieran contraer matrimonio.

Prevalecen las expresiones de odio contra la comunidad LGBTTTIQ

En esta semana fue presentado el informe “Violencia Extrema. Los asesinatos de personas LGBTTT en México: los saldos del sexenio (2013-2018)”, elaborado por la organización Letra S, la cual dio a conocer que, durante el 2018, 6 de cada 10 personas encuestadas por la Conapred y la CNDH, declararon haber sufrido discriminación, expresiones de odio, agresiones físicas y de acoso.

De igual manera, reveló que durante el pasado sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, fueron asesinadas al menos 473 personas de la comunidad LGBTTTIQ, por motivos relacionados a su orientación sexual o a su identidad y expresión de género.

Otro dato fue que a pesar de que ya son 18 los estados que reconocen el matrimonio igualitario, sólo 12 congresos locales han modificado su legislación para incluir al odio como agravante en los delitos de homicidio.

Esto ha generado que sólo el 10% de los casos de homicidio en sus líneas de investigación se mencione como un posible caso de odio, y en contraparte el 26.5% de los casos se investigan como “crimen pasional”.

Siendo las mujeres trans o las personas trans con expresión femenina las que más expuestas estuvieron de sufrir violencia homicida, es decir que, de los 473 homicidios registrados en los últimos 6 años, 261 correspondieron a transfemnicidios.

Veracruz fue la entidad del país que registró el mayor número de asesinatos con 43, seguido de Guerrero con 39, Quintana Roo con 33, Estado de México con 30, Chihuahua con 28, Puebla con 27 y Tamaulipas con 25. Esto significa, que sólo 7 estados concentraron el 47. 5% del total de los homicidios.