Investigan de nuevo a líder del PRI por crear red de prostitución

- Por

Se trata de un caso que dejó ver la forma en la que el PRI ha llegado a tratar a sus trabajadoras. Un reportaje profundo realizado por Aristegui Noticias reveló que dentro de las oficinas del priismo capitalino se estaba gestando una red de trata de personas y prostitución. Las secretarias que trabajaron para Gutiérrez de la Torre debían realizarle sexo oral en su oficina, señala la investigación.

Después de que se supo esta red de trata, el priista negó absolutamente todas las acusaciones hasta que fue separado de su cargo por el partido tricolor (todo durante el sexenio de Enrique Peña). El tema se fue enfriando durante los años siguientes hasta ahora. Al menos tres mujeres afectadas han logrado reabrir un caso que debió sacudir a la política nacional y a las redes del PRI en la capital del país.

Un juez lo liberó en 2015

En 2015, un juez local declaró que no había indicios de que Gutiérrez de la Torre (entonces director del PRI en Ciudad de México) estaba involucrado en una red de trata de blancas. La investigación periodística apuntaba a que la reclutadora principal era su secretaria Sandra Vaca y una trabajadora, Claudia Martínez González, ambas encargadas de entrevistar y advertir a las trabajadores sobre las prácticas sexuales que deberían realizar con su jefe.

Se ha reabierto el caso ya que se consideró que información y pruebas importantes fueron ignoradas en 2015, cuando se declaró que no había datos suficientes para abrir un proceso en contra del exlíder del PRI en la capital.

Pero detrás de todo esto estaba el dinero del PRI capitalino. Este habría sido usado para pagar las relaciones sexuales a las que fueron forzadas las empleadas. Los nuevos amparos promovidos estarían enfocados en delitos con perspectiva de género, al presuntamente abusar de mujeres simulando empleos de edecanes o asistentes. El PRI se ha negado a expulsar a de la Torre después de la investigación.

Golpe directo al nuevo PRI

Entre 12 y 15 mujeres están al servicio de Cuauhtémoc Gutiérrez. Cuando alguna de ellas falta o sube de peso es despedida. La mayoría de ellas son madres solteras, estudiantes o mujeres divorciadas”, dice una parte de la investigación realizada por Aristegui Noticias, en 2014. La reapertura del caso podría llevar a juicio a un hombre conocido por su poder político y sindical en la capital del país.

El tema de la reapertura del caso le pega al PRI justo cuando busca renovarse como partido. Después de las elecciones del 2018, el partido tricolor perdió absolutamente todo y pasó de controlar la presidencial y las mayorías legislativas a ser la tercer fuerza política nacional. El partido de Enrique Peña y Gutiérrez de la Torre busca cambiar su imagen para acercarse a la militancia, además de eliminar de sus filas temas como la corrupción o la impunidad.