Por fin la fiscalía va por los altos complices de Javier Duarte

- Por

Con apenas pocos meses de creación, la fiscalía mexicana ha prometido avances importantes en casos fuertes de corrupción. México parecía un país destinado a no enviar a prisión a los políticos y funcionarios responsables de los grandes saqueos a las arcas federales, pero las últimas actualizaciones prometen detenciones claves.

Ahora se sabe que el fiscal mexicano, Gertz Manero, está avanzando para detener a tres hombres claves para entender los desvíos millonarios que orquestó el priista Javier Duarte. El exgobernador ya está en prisión, un primer gran avance con condena corta, pero parecía que sus complicas más cercanos evadían la justicia justo a tiempo. Uno de ellos es Mauricio Audirac, quien se salvó de pisar la cárcel veracruzana hace unos meses.

La fiscalía asegura que cuenta con pruebas suficientes para ir detrás de Audirac, el gran encargado de las finanzas en el gobierno de Duarte. Y es que no se puede entender el gran robo veracruzano, a través de empresas fantasma, sin la actuación de este personaje. Además, se está por avanzar en la detención de Francisco Díaz Valenzuela, el segundo hombre a cargo de las operaciones financieras en el duartismo.

Los tres están libres el día de hoy

Hasta el momento están implicados en la trama en donde desaparecieron al menos 400 millones de pesos en Veracruz. Este dinero iba directamente a las familias más pobres en el estado, a través de apoyos en salud, educación y algunas obras públicas. Pero gracias a Audirac y Valenzuela, el dinero terminó en bolsillos que parecían no tener fondo. El tercer implicado para entender estos saqueos sería Gabriel Deantes, encargado de la secretaría del trabajo en la era Duarte.

Recordemos que después de la suave condena a Javier Duarte, se esperaba una avanzada en contra de sus exsecretarios. Las pruebas de la fiscalía local eran suficientes, además de los datos aportados por la auditoría superior, pero muchos duartistas lograron evadir la prisión e incluso salir de ella (justo en el momento clave para llevar ante la justicia a los grandes resposables del saqueo veracruzano).

El futuro de estos tres altos mandos del duartismo parece apuntar a la prisión. En general, el gobierno de Javier Duarte manejo de forma opaca el destino de 62,000 millones de pesos; sabemos que el priista encarcelado no pudo hacerlo sólo, por lo que se espera que sus grandes aliados corran la misma suerte que el priista que gobernó Veracruz del 2010 al 2016. Los tres complices de Duarte se encuentran actualmente libres.