Wikipolítica expulsa a miembros por abuso sexual a militantes

- Por

Las denuncias del MeToo mexicano han apuntado a círculos como el musical, el periodístico, el político, entre otros. Apenas ayer se supo del suicidio de Armando Vega por una serie de denuncias de pederastia y ahora mismo se sabe que cada vez más institutos y empresas toman acciones al respecto. En Twitter se han localizado varias denuncias de abuso sexual que involucran directamente al político jalisciense Óscar Flores.

Las denuncias relatan la violencia y el abuso que el exmiembro de Wikipolítica tenía con mujeres involucradas como militancia en el partido universitario de Jalisco. El mismo Flores reconoció hace unos días que muchas de las acusaciones eran ciertas y prometió trabajar para reparar el daño. El grupo político (ahora conocido como Futuro) ha anunciado la expulsión definitiva de Óscar Flores y otro miembro, Luis Landívar, encargado de publicidad para la campaña de Pedro Kumamoto.

Este último ha sido acusado también de violar a una mujer que participaba como militante en Wikipolítica en agosto del 2015. “A las mujeres que violenté, les pido disculpas y mi ofrecimiento de resarcir el daño, si es posible y deseable”, comenta Óscar en redes sociales, mientras que el perfil público de Landívar fue eliminado, por lo que no hay declaraciones suyas al respecto. La polémica surge justo cuando Wikipolítica busca transformarse en partido político para las elecciones intermedias del 2021.

Para Futuro es necesario revisar cada caso con cautela, siempre valorando las acusaciones de las víctimas (en este caso muchas de las personas agredidas han dado su nombre y el de más hombres involucrados en los abusos). Por lo tanto han lanzado un comunicado en donde señalan que se viene una limpieza dentro del grupo político universitario. “Deseamos ser transparentes y reconocer el error organizacional, político y de género que se cometió en el seno de nuestra antigua organización”.

En ambas casos los jóvenes ligados a este grupo político abusaron de su posición en el gremio para abusar de mujeres y no se actuó desde dentro del partido para castigarlos hasta que todo se supo gracias a testimonios en Twitter. Cabezas de la organización como Pedro Kumamoto, Pablo Montaño, Susana Ochoa, Rodrigo Cornejo, entre otros, han asegurado que trabajar siempre para del lado de las víctimas. Sin mencionar nombres, Futuro ya advirtió de varias expulsiones más.

El MeToo mexicano ha sacudido a escenarios artísticos y políticos, incluso a organizaciones sociales o grupos literarios, pero pocos de los responsables de agresiones sexuales han sido detenidos. Las personas que se oponen a las denuncias anónimas aseguran que se tiene que presentar una demanda en el ministerio público, mostrando el nombre y apellido de las afectadas. Pero lo cierto es que este ejercicio no ha funcionado, por lo que ha sido más útil el movimiento testimonial en redes sociales.