Venezuela amanece con golpe militar en contra de Nicolás Maduro

- Por

En un país repleto de petróleo y problemas políticos, los intentos por derrocar a Nicolás Maduro continúan. El líder opositor ha despertado a los venezolanos con la noticia de la liberación del activista Leopoldo López, una figura clave para la oposición al chavismo. Con esto, se hizo un llamado público para generar un golpe de estado en contra del actual gobierno, con un alzamiento llamado públicamente ‘Operación Libertad’.

La reacción del gobierno madurista ha sido el menosprecio al movimiento, asegurando que se trata de un puñado de soldados que se han revelado a su mandato. Mientras cámaras de varios medios internacionales graban minuto a minuto el inicio del conflicto, el operador del movimiento Juan Guaidó llama a hacer del 30 de abril de este año el día para derrocar a Maduro. Esto sucede a meses de haberse proclamado presidente legítimo venezolano, sin un solo voto a favor.

Videos compartidos en redes sociales muestran a un carro-tanque del ejército venezolano lanzándose en contra de una multitud de protestantes a las afueras de la base militar conocida como La Carlota. Mientras eso sucede, Maduro llama a una defensa sólida de su ejército, justo cuando Estados Unidos y Colombia aplauden el llamado a derrocar por las armas al hombre de bigote grueso.

40 millones de venezolanos

Las condiciones políticas venezolanas han rayado en lo grave desde hace meses, cuando militares opositores y Juan Guaidó, apoyado por los partidos opositores, empezaron a llamar a la insurrección. Lo cierto es que en medio de estos dos personajes se encuentran millones de venezolanos que pasan por una crisis económica, social y alimentaria como nunca antes. Recientemente Caracas y varias poblaciones cercanas a la capital han sufrido apagones que duran horas o semanas.

Mientras tanto, el panorama internacional se ha dividido. Los países cercanos a Estados Unidos celebran el intento de golpe de estado, el resto ha condenado los actos violentos que puedan dañar a una nación sumida en una crisis política y un gobierno represor. Guaidó asegura que es hora de terminar con el chavismo en el país que más inflación presenta en el planeta hoy en día.

El tema de la Asamblea Nacional

El gran conflicto que desata estas protestas deriva del control de Nicolás Maduro sobre la Asamblea Nacional, que estuvo poco tiempo en control de una coalición de partidos opositores al chavismo. Es justo ahí cuando las protestas sociales arrancaros, una tendencia que hoy deriva en un intento claro por sacar al chavista del poder de forma inmediata. Todo esto con el apoyo de la reprimida Asamblea Nacional.

Lo cierto es que el combate entre Guaidó y Maduro se resiente en las calles, siempre en zonas cercanas a bases militares o la frontera con los colombianos. Entre tanquetas, gritos, banderas, balas y gas lacrimógeno, los venezolanos están reclamando los grandes problemas sociales, económicos y políticos que han resistido durante los últimos años. Mientras tanto, los militares venezolanos se encuentra divididos, entre la lealtad al chavismo o el intento de la oposición por hacerse con la silla presidencial.