Tortura y maltrato a los derechos humanos en psiquiátrico de Yucatán

- Por

Una investigación realizada por MVS Televisión sacó a relucir la situación que decenas de enfermos mentales padecen en el Hospital Psiquiátrico de Yucatán, luego de la cancelación del modelo de atención al paciente Miguel Hidalgo, que impedía la tortura y respetaba sus derechos humanos.

Dicho modelo de salud, fue implementado en 2015 con el objetivo de mejorar el sistema de atención a pacientes con alguna deficiencia mental, con base en capacitación al personal médico, medicamentos; además, de calidad y calidez de vida para los mismos.

Psiquiátrico viola los Derechos Humanos

Sin embargo, a finales de 2018, Arsemio Rosado fue nombrado director general del nosocomio por Jorge Alcocer, director de salud mental estatal, quien como primera enmienda ordenó eliminar la aplicación del mencionado modelo de salud, según informan medios locales.

De acuerdo con estas fuentes, la doctora Virginia González Torres, directora general de Salud Mental del Gobierno Federal, pidió la renuncia de Mauricio Sauri Vivas como titular de la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY), debido a la designación de la directiva del Hospital Psiquiátrico de Yucatán.

González Torres aseguró que el nosocomio viola los derechos humanos de los pacientes y pone en riesgo su salud; esto aunado, a que el modelo anterior desechado por la administración de Rosado, sí había dado mejores resultados, los cuales pueden validarse con documentación.

Esta denuncia se suma a otro hecho sucedido en enero pasado, cuando Miguel Concha Narváez, de 30 años de edad, quien era paciente en dicha institución de salud, escapó aludiendo maltrato por parte del personal.

El paciente se negó a regresar al hospital, debido a la cancelación de los beneficios que le daba el Modelo Miguel Hidalgo de Atención en Salud Mental, luego de que se le encontró deambulando en la vía pública, relatan medios locales.

Tortura y vejación para los pacientes

Luego de varias especulaciones, las autoridades de salud de Yucatán, anunciaron en marzo pasado que el hospital psiquiátrico dejaría de funcionar definitivamente y se iniciaría la construcción de las villas de transición hospitalaria, con un presupuesto de cerca de 147 millones de pesos.

Fue entonces, cuando la propia doctora González Torres anunció que este cambio daría una mayor oportunidad de vida a los usuarios  y mejores instalaciones para su recuperación; sin embargo, poco se sabe actualmente del proyecto.

El pasado 11 de abril, los reflectores se volvieron a poner en la institución de salud, luego de que presuntamente recibiera a 12 menores de edad que habían salido del Centro Integral de Atención al Menor con Desamparo, cuando el gobierno del estado terminó su contrato con el Hospital Casa de la Amistad Corea – México.

De acuerdo con fuentes no reveladas por MVS, los niños se encuentran en las instalaciones del hospital conviviendo con adultos con padecimientos mentales, a resguardo, dos en el pabellón de seniles y 10 en el pabellón de procesados

Según dichas fuentes los niños y pacientes del Psiquiátrico son maltratados, con violación a la norma 025 de prestación de servicios de salud, e incluso las farmacéuticas aprovechan para probar medicamentos en dichos pacientes, a manera de conejillos de indias, antes de salir a la venta.