Toma de posesión de AMLO costó 2.1 millones de dólares

- Por

El banquete de gala que ofreció López Obrador luego de su toma de posesión costó al erario público la nada despreciable cantidad de 41 millones 18 mil pesos, unos 2.1 millones de dólares, una fiesta donde lució todo, menos la austeridad.

El costo del “pachangon” incluyó el menú que se ofreció a los jefes de Estado e invitados especiales que acudieron al evento, sus gastos de traslado y hospedaje en habitaciones de lujo; asimismo, comprende los gastos de organización como son acondicionamiento de espacios, equipo de sonido y servicios de internet.

Los datos se hicieron públicos en una respuesta a la solicitud de transparencia formulada por el periódico El Universal, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) entregó dos facturas a nombre de las empresas Creatividad y Espectáculos S.A de C.V y Huellas de México S.A de C.V.

La primera cobró a la cancillería 40 millones 316 mil 722 pesos por concepto de “actividades con motivo de la preparación y ejecución de la transmisión del Poder Ejecutivo Federal 2018 y la segunda, recibió 707 mil 707 por el servicio de cafetería durante las reuniones de trabajo de la Cancillería en la ceremonia del cambio de poderes.

A la cifra del banquete se debe sumar el gasto de la fiesta en la explanada del Zócalo de Ciudad de México, realizada la noche de la toma de posesión de López Obrador, donde miles de ciudadanos se congregaron para atestiguar y festejar el triunfo del tabasqueño, y que costó 8.9 millones de pesos (unos 463 mil dólares) .

Buen trato a los invitados

Entre los invitados a la toma de posesión de López Obrador estuvieron Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense Donald Trump, así como su esposo, Jared Kushner, consejero del mandatario. Ambos fueron alojados en el mismo hotel que el Vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y que el Rey de España, Felipe VI.

En otro hotel, estuvieron alojados el presidente de Bolivia, Evo Morales, y el de Venezuela, Nicolás Maduro. En la toma de posesión estuvieron presentes otras decenas de invitados de Centro y Sudamérica, además de otras partes del mundo.

Los banquetes presidenciales

Aunque no hay cifras ni datos de los banquetes de toma de posesión de los dos anteriores sexenios, se sabe que la tradición de los presidentes salientes de ofrecer una cena a sus colaboradores pocos días antes del final de su sexenio.

En el caso más cercano, el del expresidente Enrique Peña Nieto, trascendió que el 23 de noviembre de 2018 ofreció un banquete a sus más cercanos colaboradores para despedir su sexenio.

El banquete de Peña Nieto fue realizado en Los Pinos, sin embargo, fue realizado por la exclusiva empresa Eduardo Kohlmann Banquetes.

Entre los asistentes a aquel último convite priista estuvieron José Antonio Meade, excandidato presidencial del PRI, así como Monte Alejandro Rubido García, excomisionado Nacional de Seguridad, entre otras personalidades del antiguo Gabinete.

Con el expresidente Felipe Calderón la fiesta quedó al final, ya que un par de horas antes de la ceremonia de entrega de poder, en el ya lejano 30 de noviembre de 2012, Calderón ofreció una cena de gala a los invitados nacionales y extranjeros que asistirían después a la toma de posesión de Peña Nieto.

En esa oportunidad, Calderón destacó los logros en fortaleza económica y en seguridad social durante su administración.

Después de su último mensaje público como presidente, Calderón propuso un brindis “por el bienestar y la prosperidad” de México y de las naciones que han mostrado “su amistad y su fraternidad por México”, según dijo en la conclusión de su discurso.