Hay más de 50 pueblos fantasma después de la guerra de Calderón

- Por

Han pasado doce años desde que se disparó la primera bala de una guerra que sacudió a México. El nuevo siglo estuvo lejos de significar paz para un país que confió dos presidencias a gobiernos conservadores. La guerra de Felipe Calderón aún se respira en un país con más de 250,000 muertos y decenas de miles de desaparecidos. Además, la violencia fue tan grande que vació pueblos enteros.

Un reporte del medio SinEmbargo nos deja ver que la violencia desatada por la guerra contra el narcotráfico pegó de lleno en varios pueblos sumidos en la pobreza en el norte y sur del país. Mientras más lejos se estuvo de la capital mexicana más se resintió la violencia del narcotráfico contra las fuerzas armadas. El total hasta el día de hoy es de 53 pueblos semi o totalmente abandonados por la inseguridad.

Problemas en el norte y sur

Recordemos que mientras se avanzaba en las estrategias fallidas de seguridad, los cárteles del narcotráfico se atrincheraron en comunidades de ciertos estados. En Guerrero, Michoacán, Coahuila, Sinaloa y otros, se llegaron a apoderar de comunidades, en donde los pobladores tuvieron que aceptar sus condiciones, huir o sufrir de las atrocidades de estos grupos criminales. El total de pueblos fantasma deja ver la brutalidad de una guerra mal trazada.

Se trata de grupos de más de cien personas que han abandonado sus comunidades en condiciones de extorsión, amenaza o violencia. Testimonios recabados por este medio digital dejan ver cómo se sufrió de migraciones masivas después de cobros de piso, secuestros, reclutamientos forzados, torturas, amenazas y fuegos cruzados. Lo peor de la violencia se sintió en poblaciones en donde claramente no llegaba la seguridad prometida por el gobierno calderonista.

Después de doce años de violencia, el presidente López Obrador ha prometido terminar con esta guerra dirigida específicamente a la caza de grandes narcotraficantes. Para solucionar este tipo de problemas, el tabasqueño ha dado mucho más poder a las fuerzas armadas (quienes acumulan acusaciones de tortura a detenidos), una estrategia que puede afectar aún más a las poblaciones más golpeadas por esta guerra.

Indígenas, los más golpeados

Lo cierto es que el nuevo gobierno no ha mencionado la estrategia para garantizar la paz en estos 36 poblados y estas 17 comunidades del país que se encuentran semi vacías o en completo abandono. El problema es tan grande que incluso no existen cifras oficiales sobre la crisis de desplazados por la guerra contra el narcotráfico, una labor que han tenido que realizar organizaciones civiles y la comisión de derechos humanos.

Detrás de estas migraciones masivas hay pobreza, desempleo, hambre, pánico e incertidumbre. La mayoría salieron de sus hogares sin poder llevarse nada y no tienen en claro cómo es que recuperar sus tierras, sus hogares o la vida a la que estaban acostumbrados. Muchas de las personas afectadas, además, son indígenas, quienes han tenido que vivir incluso en montañas al estar rodeados de cárteles en conflictos directos.

Mira toda la información en este reportaje de SinEmbargo.