El PAN perdería en Baja California con 16% de los votos: encuesta

- Por

Tenemos que dejar bien claro que el estado norteño es el gran bastión histórico del panismo. Justo en Baja California el partido conservador se hizo con su primer gubernatura en la historia de México, marcando el cambio en el dominio total del PRI durante décadas. Desde entonces, los bajacalifornianos han visto como se repiten gobiernos azules y todo parece indicar que se cambiarán los colores después de la administración de Francisco Vega.

Baja California vive su primer proceso electoral en donde la fuerza conservadora no lidera las encuestas. Después de la sacudida electoral de julio pasado, Morena se ha apoderado de las preferencias electorales y el partido guinda encabeza las encuestas con más del 40% de las intenciones de votos. El estado norteño se prepara para quitarle al PAN su poder histórico en un territorio plagado de escándalos de corrupción.

La crisis de Kiko Vega

Para esta edición electoral, el panismo ha lanzado como candidato a Óscar Vega Marín. El panista no ha logrado levantar al partido católico en un terreno en donde cómodamente han ganado durante los últimos años. Y es que buena parte de los escándalos que se comentan en las campañas apuntan directamente al aún gobernador panista Francisco Vega. Este último habría endeudado a los locales, al punto de pagar 120 millones de pesos mensuales hasta el 2050.

Lo cierto es que el descalabro electoral del 2018 no ha ayudado al panismo, la segunda fuerza más poderosa de México. Se trata de uno de los partidos políticos más divididos internamente. Recordemos que para elegir candidato al gobierno de Puebla se tardaron meses y básicamente nadie quiso lanzarse para la gubernatura (por lo que debieron elegir a un académico no militante). En Baja California se eligió a un perfil bajo, lejano al gobierno de Vega, con un 16% de aprobación.

El tema Mexicali

Mientras el partido azul intenta acariciar el primer lugar en las encuestas de Baja (el perredismo mantiene un tercer y lejano sitio), Morena sube los pies encima de la mesa con un 40% de aprobación. Si el día de hoy se realizaran las elecciones, los guindas ganarían de forma aplastante la gubernatura con Jaime Bonilla a la cabeza. Pero el candidato morenista no está del todo confiado: hace poco se supo que invirtió en la campaña de Donald Trump, en Estados Unidos.

En la capital, Mexicali, también se vive un ambiente de cambio. Las encuestas marcan una amplia simpatía (23%) por Gustavo Sánchez, el candidato panista. Pero los morenistas también mantienen una ventaja cómoda con la llegada de Marina Olmedo, quien mantiene una ventaja del 41%. Recordemos que para estas elecciones el partido conservador se lanzó en soledad para mantener los más altos cargos políticos en Baja California, mientras que Morena se alió al PT, el Verde Ecologista y la fuerza local Transformemos.

Con información de El Heraldo.