Músico mexicano se suicida después de acusación de pederastia

- Por

Las últimas semanas han sido de gran trascendencia en redes sociales mexicanas con el tema del MeToo. Las mexicanas se han organizado para exponer los casos de acoso, abuso sexual y violencia que han ejercido sobre ellas en diversos ámbitos laborales como empresas, círculos políticos, académicos, editoriales, literarios, musicales, científicos, entre muchos otros.

Una acusación en particular en contra del músico Armando Vega, bajista de la banda Botellita de Jerez, lo señala como violador de una menor de trece años de edad. El músico mexicano ha negado toda relación con un caso de pederastia y ayer mismo publicó una carta a manera de despedida en donde niega cualquier abuso sexual y al mi5smo tiempo anuncia un intento de suicidio: “debo aclarar que mi muerte no es una confesión de culpabilidad, todo lo contrario, es una declaración de inocencia”.

El día de hoy, la cuenta oficial de su banda ha anunciado que se encontró el cuerpo de Vega en la madrugada. “Descansa en paz, hermanito”, comenta la publicación. Todos estos mensajes se compartieron en Twitter, la red social en donde se están exhibiendo día a día relatos de cómo personas abusaron de mujeres durante décadas en México, un tema ya ha sido comentado en los principales medios internacionales.

El movimiento MeToo ha permitido sacar a la luz casos de violencia y violación que han llevado a la cárcel a personajes como Bill Cosby, Harvey Weinstein, el médico de la selección estadounidense de atletismo, entre muchos otros. Armando Vega solicitó “pruebas y testigos” de la supuesta agresión sexual que realizó ante una niña de trece años de edad, relato que se difundió en la cuenta de Twitter @MeTooMusicosMexicanos (en estos momentos desactivada).

Vega es un músico mexicano reconocido por su actividad en el siglo pasado con el grupo contracultural Botellita de Jerez. El propio bajista aseguró que su labor actual es apoyar a jóvenes mexicanos mediante talleres, charlas y entrevistas, por lo que reconoció la gravedad de la acusación. Lo que muchas personas consideraban un simple rechazo en contra del movimiento feminista resultó hoy en un suicidio que sacude a la escena musical nacional.

Además de Armando Vega, esta red de denuncias anónimas han exhibido agresiones por parte de músicos como León Larregui, políticos como Luis Landívar, periodistas como Alejandro Almazán, escritores como Jaime Mesa o Herson Barona. Y es justo en redes sociales en donde los debates se dividen prácticamente en dos: quienes están en contra de la denuncia anónima, asegurando que el lugar para las quejas es el ministerio público, y las personas que impulsan a que se destapen más casos de abusos en el país.