Morena quiere elevar el número de ministros a 16

- Por

Siempre es complejo meter cambios drásticos al poder judicial mexicano. Se trata de un organismo que se rige a sí mismo y en donde el poder presidencial poco debería tener de impacto en sus decisiones. Desde que Morena se hizo con el poder en diciembre pasado, se ha librado una batalla cordial entre la presidencial y los ministros, jueces y magistrados nacionales.

Ahora una propuesta del morenista Ricardo Monreal busca dar una sacudida a la suprema corte mexicana. La idea es crear una nueva sala dedicada completamente al combate a la corrupción. El doctor en derecho asegura que México no cuenta con un poder judicial a la altura, por lo que es necesario introducir cargos desde el legislativo. Recordemos que Monreal también lidera al partido más poderoso del país en el senado.

La propuesta es crear una sala anticorrupción que necesitaría elevar el número de ministros mexicanos hasta 16. Esta opción es bastante polémica, después de que se ha solicitado al partido guinda que meta presión para evitar los excesos y nepotismos dentro de la suprema corte. Buena parte de las quejas han apuntado directamente a los ministros, en donde se propone incluso reducir la cantidad de líderes judiciales.

Actualmente México cuenta con once ministros. Las intención de Monreal busca agregar cinco nuevos personajes con duraciones en el cargo de entre 7 y quince años. Los partidos opositores aseguran que esto es una imposición del poder ejecutivo en el judicial, algo que claramente no está permitido por la constitución nacional. Mientras el tema se calienta comisiones del senado, el PRI, PRD y Movimiento Ciudadano aseguran que votarán en contra de la propuesta.

La polémica tercera sala

La suprema corte cuenta con dos salas actualmente, una dedicada a lo penal y civil, mientras que la segunda refiere a lo laboral y administrativo. Monreal busca crear una tercer sala que se encargue específicamente de casos de corrupción ligados a funcionarios públicos y particulares. Además, se tomarán ahí decisiones concretas como la designación y remoción de jueces y magistrados mexicanos. Todo esto significa demasiados intereses del presidente, aseguran los opositores.

Monreal también busca eliminar el consejo de la judicatura. La estrategia del morenista es insertar a nuevos ministros que podrían seguir la línea presidencial, aseguran los detractores a esta iniciativa. Los motivos que señalan es que la terna de nuevos ministros la enviará directamente López Obrador y temen que suceda lo mismo que con los candidatos para la comisión reguladora de energía, en donde se rechazaron los perfiles en dos ocasiones y el presidente terminó designando a los nuevos funcionarios.