La ONU ya investiga el caso Ayotzinapa

- Por

El Gobierno de México representado a través del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard y la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, firmaron un Acuerdo de Asesoría y Asistencia Técnica para la Comisión de la Verdad del caso Ayotzinapa.

De acuerdo con Michelle Bachelet, se trata de un convenio cuyo objetivo será la de alcanzar la verdad y la justicia sobre la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela normal Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, que se suscitó la noche del 26 de septiembre de 2014, en el municipio de Iguala, Guerrero.

Asimismo, la Alta Comisionada de la ONU describió el tema de Ayotzinapa como un “caso paradigmático” que demuestra la gravedad de las desapariciones en México y los retos que enfrenta el Gobierno para atender las violaciones a los derechos humanos.

La también expresidenta de Chile expresó su apoyo a las familias de las más de 40 mil personas reportadas como desaparecidas, asegurando que en México nadie debe ser sometido por más tiempo al calvario que enfrentan estas personas, al mismo tiempo de que hizo un llamado a las autoridades mexicanas a fin de que se comprometan con la búsqueda.

En cuanto a los padres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desparecidos, Bachelet les reiteró su reconocimiento por su dignidad, valentía y entereza, mismos que también estuvieron presentes en el evento realizado en el salón José María Morelos de la cancillería.

Alcanzar la verdad y la justicia

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet reconoció la voluntad del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, por haber iniciado una nueva etapa en el caso Ayotzinapa, el cual se espera permita superar las interrogantes expresadas por varias instancias nacionales e internacionales por la investigacion que realizó la entonces Procuraduría General de la República (PGR).

Bachelet valoró la voluntad del Gobierno mexicano por colaborar con la oficina de la Alta Comisionada a fin de que las legítimas exigencias de las víctimas y sus familias vean que estos acuerdos se traduzcan en acciones concretas de búsqueda, vedad, justicia, reparación y garantías de no repetición.

“Llegar a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición en cumplimiento de los estándares internacionales en el caso Ayotzinapa, es una obligación del estado mexicano. A la vez es una oportunidad para potenciar cambios de fondo en el sistema judicial que permitan alcanzar el anhelo de justicia de quienes han sufrido graves violaciones a sus derechos humanos y saldar la deuda histórica que existe con las víctimas de la violencia.”

Además de que se dijo confiada de que el Gobierno mexicano lleve a cabo las recomendaciones emitidas por organismo internacionales de derechos humanos, incluyendo el informe de la ONU-DH sobre México, señalando que prácticas como la tortura, malos tratos y actos de obstrucción de la justicia no tienen cabida en un Estado comprometido con las garantías.

La representante de la ONU también expresó su reconocimiento a las organizaciones de la sociedad civil que han acompañado el caso, como el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña “Tlachinollan”, a la organización Servicios y Asesoría para la Paz (Serapaz) y al Centro de Análisis e Investigación, Fundar.

Ayotzinapa, prioridad para el nuevo Gobierno

Por su parte, el secretario de Relación Exteriores, Marcelo Ebrard indicó que el caso Ayotzinapa se ha convertido en la principal preocupación del Gobierno, asegurando que más que buscar reformas constitucionales, se está pensando en llegar a la verdad y la justicia no solo de este caso sino en todos lo que existen a nivel nacional.

El canciller mexicano hizo énfasis en la relevancia que tiene para el Gobierno Federal que la ONU-DH respalde este proceso, el cual, dijo, exige que las investigaciones se lleven con base en las más altas normas y estándares internacionales en materia de Derechos Humanos.

Mientras que,Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación detalló que, durante la reunión de esta mañana en materia de seguridad, el presidente López Obrador indicó que la prioridad principal del Gobierno es la protección y garantías de los derechos humanos.

“Dentro de este marco está el tema de la Comisión de la verdad y la justicia de los jóvenes de Ayotzinapa. Nos dio la instrucción muy precisa y muy clara de los más de 41 mil desaparecidos y más de 20 mil restos humanos no identificados”.

Con información de Sin Embargo y La Jornada