Heineken bloqueó el avance de cerveceros artesanales en México

- Por

En México la cerveza está presente en todo escenario y son al menos dos empresas titanes las que controlan el mercado. Ya como parte de la cultura nacional, la cerveza hecha en México se distribuye con rutas bien planeadas a prácticamente cualquier rincón del país. Una de las cerveceras más poderosas de México ha sido hoy multada con 11 millones de pesos por meterle el pie a sus contrincantes.

La multa ha sido ratificada por un segundo tribunal, en donde se deja en claro que la cervecera Cuauhtémoc-Moctezuma (comprada por Heineken) actuó de forma monopólica durante al menos dos años. Las prácticas de la empresa que produce marcas como Indio o Tecate incluyen trabas para que nuevas marcas competidoras le compitieran a nivel nacional, además de impedir la venta de cerveza a su competencia en ciertas zonas del mapa mexicano.

Todo esto fue detectado y advertido por la Cofece desde el 2017, en donde se informó a la empresa sobre sus prácticas. Sin embargo, la sanción se fue alargando y terminó siendo evaluada por otro tribunal especializado hasta dar con la respuesta definitiva de que Cuauhtémoc-Moctezuma sí actuó con ventaja ante posibles competidores.

Problemas en todo el país

Parece ser que la imagen de las cerveceras más fuertes de México no encuentra tranquilidad. Recordemos que la empresa Constellation Brands también ha sido acusada de afectar comunidades en el norte del país, en donde intentan avanzar con la creación de una planta que será nutrida por las aguas de ríos locales, todo con el apoyo de gobiernos locales. En eso caso también se ha puesto en duda la actuación de estas empresas.

Pero la multa parece mínima cuando se revisa el poder económico que mantienen los imperios cerveceros en el país. Es decir, 11 millones no representan un problema para una industria con valor de 365,467 millones de pesos. No olvidemos que la empresa dueña de las cervezas de Cuauhtémoc-Moctezuma, la holandesa Heineken, invirtió 7,350 millones de dólares hace unos años en México para acelerar la producción de cerveza local.

Los grandes afectados en todo esto han sido los cerveceros artesanales. La multa que cae sobre Cuauhtémoc-Moctezuma se debe en gran parte porque no permitieron que las cervezas independientes fueran vendidas en los bares, restaurantes, tiendas y cantinas en donde los productores de la cerveza XX tienen exclusividad. Esto representó pérdidas para los esfuerzos artesanales, mientras se vendían solamente productos de la recién multada.