Guatemala y Ucrania han elegido a comediantes como sus presidentes, ¿por qué?

- Por

Este domingo, Vladimir Zelenski, fue el ganador de las elecciones presidenciales de Ucrania. Zelenski es muy popular debido a que actuó en una comedia de televisión. Recientemente dijo que: «un comediante puede convertirse en presidente, pero es triste que un presidente se haya vuelto un comediante», esto en relación al expresidente Petró Poroshenko mientras contendían en campaña.

Los analistas opinan que su popularidad viene de la serie en donde participó Zelenski la cual se titulaba El servidor del pueblo.Se estrenó hace cuatro años y el actor interpretaba a un director de escuela que llega a la presidencia. Esto sin duda ha influido en la decisión de los ucranianos.

Este fenómeno en el que un actor sin experiencia política puede llegar a la presidencia se ha observado en otros países. Por ejemplo se puede hacer la comparación con Donald Trump, quien no tenía experiencia en la política pero era bien conocido como hombre de negocios y como celebridad ya que tenía su propio show The Apprentice.

Algunos creen que los ucranianos están confundidos ya que no votaron por el actor sino por el personaje que interpretó en dicha serie. Sin embargo, pronto el nuevo presidente sin experiencia política deberá tomar decisiones y enfrentarse a los problemas que vive Ucrania actualmente.

Estas elecciones se pueden contrastar con las de Guatemala, ya que el actual presidente, Jimmy Morales, era un comediante. De hecho, una de sus frases de campaña era: «durante 22 años les he hecho reír. Si gano las elecciones, prometo que no les voy a hacer llorar«.

Sin embargo, su actuación como presidente ha dejado mucho que desear. Desde 2017 se reportó que se quedó dormido en la presentación del presupuesto realizada por el ministro de Finanzas. Su hijo y su hermano han sido señalados por participar en casos de corrupción y más del 70 por ciento de los guatemaltecos no tiene los ingresos suficientes para cubrir la canasta básica.

En la realidad no hay guiones para resolver problemas

Uno de los problemas es su falta de experiencia política, la ausencia de un plan de gobierno y de un equipo de trabajo confiable. Durante su campaña nadie lo tomó en serio y al final resultó vencedor, otra situación que era comparable a la de Donald Trump. Morales había tenido durante 18 años un programa de comedia llamado Moralejas.

Estos tres ejemplos nos muestran que las personas están cansadas de los políticos tradicionales, por lo que optan por figuras sin experiencia pero que conocen a través de sus actuaciones en series o películas. Los políticos han hecho tan mal su trabajo que se tiene la idea que «los políticos por naturaleza, son corruptos y deben ser remplazados».

Sin embargo, los presidentes que solo llegan a ese puesto por su poder mediático solo tienen discursos pero no ideas de cómo realmente cambiar el sistema o combatir lo que está mal. Las personas tienen que aprender a diferenciar que una cosa es el actor y otra el personaje a quien interpreta.

Con información de El Español.