El gobierno gasta cada vez menos en medicinas para que tú las compres

- Por

De acuerdo con un reporte del Centro de Investigación Presupuestaria (CIEP), el presupuesto federal para la adquisición de medicamentos se ha venido reduciendo de forma constante de 2013 a 2019. En siete años el presupuesto pasó de 88 mil 743 millones de pesos en 2013 a 79 mil 417 millones de pesos en 2019. En sintonía con la reducción del gasto se incrementó el número de personas que tuvieron que recurrir a la compra de medicinas para satisfacer sus necesidades, este incremento fue de 1 millón 500 mil personas.

Cada vez menos inversión en medicamentos

Realizado por la investigadora Judith Senyacen Méndez Méndez, el reporte coincide con los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que posiciona al país en el lugar 34 en el gasto de bolsillo en medicamentos. México ocupa el penúltimo lugar en este ranking que indica la cantidad de recursos que erogan las familias para adquirir medicinas fuera del sistema de salud público.

El CIEP señala que a pesar de que el gobierno asegura que las recetas emitidas por el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el Seguro Popular y el programa IMSS Prospera vieron surtimientos garantizados en más del 80% de los casos, eso no evitó que la población que tuvo que erogar de su bolsillo para adquirir medicamentos, se incremente en más de 1 millón y medio de personas respecto al 2014.

El gobierno erogó en 2017, el 13.1% del presupuesto en salud para la adquisición de medicamentos, equivalentes a 80 mil 852 millones de pesos. En 2018 se gastó una cantidad similar equivalente al 13.7% del presupuesto y para 2019 se gastará únicamente el 12.8%. El 76% de ese gasto se fue directamente a la compra de medicinas y productos farmacéuticos y el 24% restante a materiales, accesorios, suministros y productos de laboratorio.

La investigación del CIEP apunta a que desde el 2015, el recorte al presupuesto para la adquisición de medicamentos asciende a 1 mil 316 millones de pesos para 2019 en comparación con 2018 y de 9 mil 326 millones o 10.5% en comparación con 2015. Por otro lado, el número de personas afiliadas a los sistemas de seguridad social incrementó en 9% entre 2012 y 2016 al llegar a 15 millones 851 mil personas con sus respectivas familias.

10 empresas se llevan la mayor parte del gasto

En marzo de este año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del nuevo gobierno, dio a conocer que, en el gobierno de Enrique Peña Nieto, 10 proveedores de medicamentos fueron quienes concentraron el 79.6% del gasto en medicamentos. En total se erogaron 335 mil 342 millones de pesos, de los cuales 303 mil 076 millones 600 mil pesos correspondieron a medicamentos y 32 mil 265 millones 300 mil correspondió a materiales de curación.

El nuevo gobierno entonces decidió elaborar una estrategia para evitar que se diera esta concentración de compras a través de una consolidación en las adquisiciones. La administración pidió la participación de las Naciones Unidas. Al respecto Obrador dijo lo siguiente el miércoles pasado cuando fue cuestionado sobre el desabasto de medicamentos para enfermos de SIDA: «Es un crimen robarse el dinero de los medicamentos. Eso es lo que ya no queremos que suceda, pero (tampoco) dejar de atender a quienes lo necesitan. (…) En efecto, no hay medicamentos en centros de salud, en hospitales, con todo ese gasto».

El informe de la SHCP detalla que los 303 mil 076 millones 600 mil pesos utilizados para la compra de medicamentos, fueron distribuidos en su gran mayoría en diez empresas, siendo Grupo Fármacos Especializados quien se lleve casi una tercera parte de dicho dinero:

  • Grupo Fármacos Especializados S.A. de C.V.; 106 mil 813 millones 300 mil pesos; 35.2% del presupuesto.
  • Farmacéuticos Maypo S.A. de C.V.; 35 mil 149 millones 300 mil pesos; 11.6%.
  • Distribuidora Internacional de Medicamentos y Equipo Médico (DIMESA); 34 mil 620 millones 400 mil pesos; 11.4%.
  • Ralca S.A. de C.V.; 15 mil 267 millones 700 mil pesos; 5%.
  • Comercializadora de Productos Internacionales S.A. de C.V.; 15 mil 267 millones 700 mil pesos; 5%.
  • Savi Distribuciones; 8 mil 689 millones 600 mil pesos; 2.9%.
  • Laboratorios de Biológicos y Reactivos de México S.A. de C.V.; 2.4%.
  • Compañía Internacional Médica; 7 mil 086 millones 200 mil pesos; 2.3%.
  • Comercializadora Pentamen; 6 mil millones 396 millones 900 mil pesos; 2.1%.
  • Vitasanitas; 4 mil 797 millones 500 mil pesos; 1.6%.

Se cree que la concentración tanto en productores como proveedores pueda deberse a la especialización o bien por las patentes, según analistas consultados por el medio digital, Sin Embargo. A pesar de esto, no dudan que se pudieran haber dado compras amañadas por la falta de transparencia que existe en los procesos de adquisición. Este tipo de compras pueden elevar el gasto en este rubro hasta en un 30% a las dependencias de acuerdo con la OCDE.

De acuerdo a investigaciones llevadas a cabo por el mismo medio, la adquisición de medicamentos exclusivamente se divide en 5 empresas, mientras que los permisos de almacenes y depósitos en 8 y las licencias para el desarrollo de materias primas para medicinas en 25.

En lo que respecta a cuanto invierta cada subsistema de seguridad social a la adquisición de medicamentos, el porcentaje ejercido varía desde el 1% hasta el 25% como se presenta en la siguiente gráfica elaborada por Sin Embargo con base en la investigación del CIEP.

(Sin Embargo) Porcentaje que invierta cada subsistema de seguridad social en medicamentos.

El subsistema que más invierte en medicamentos es el ISSSTE con el 25% de sus recursos en dichas adquisiciones; seguido del IMSS con el 19%; los hospitales de Pemex con 17%, el programa IMSS-Prospera con 16%; la SEMAR y la SEDENA que invierten 11%; la Secretaría de Salud con 6%; y finalmente el Fondo de Aportaciones para los Servicios de Salud de los Estados (FASSA) con el 1% para la compra de medicamentos.

Para el presupuesto de 2019, sólo el Instituto Mexicano del Seguro Social y la Sedena (ISSFAM) incrementaron su presupuesto para la adquisición de medicamentos en 439 y 24 millones de pesos respectivamente. El mayor recorte se presentó en Pemex y sus hospitales con una reducción de 1 mil 194 millones de pesos.

Los mexicanos gastan casi la mitad de su ingreso en su salud

El estudio del CIEP también dio a conocer que el gasto de las familias mexicanas para la compra de medicamentos aumentó considerablemente en dos años. El porcentaje de personas que tuvieron que adquirir medicamentos fuera de los sistemas de salud se incrementó del 41.1% al 47.4% entre 2014 y 2016. Esto se refleja en un aumento de 1 millón 584 mil 819 personas en dos años.

El mayor crecimiento se registró en el decil 4 de ingresos, siendo el decil 1 el de menores ingresos y el decil 10 el de mayor ingreso. El decil 4 registró un incremento de 356 mil 349 personas, seguido del decil 2 que incrementó en 341 mil 584 personas. El único decil que registró disminuciones fue el 9, que se redujo en 89 mil 502 personas en comparación con 2014. La tabla siguiente ilustra la información en todos los deciles.

(Sin Embargo) Cambio en el número de personas que tuvieron que recurrir a la compra externa de medicamentos por déciles de ingresos.

En un informe de 2017, la OCDE señaló que la subinversión en el sistema de salud por parte del Gobierno Mexicano, ha orillado que las personas tengan que invertir hasta el 41% de sus ingresos para la atención de enfermedades de alto costo como el cáncer, teniendo como resultado que muchas de ellas se empobrezcan para lidiar con su enfermedad adecuadamente.

México es superado únicamente por Lituania en lo que respecta al gasto de bolsillo por medicamentos. En el país báltico la gente eroga el 42% de sus recursos para el cuidado de su salud, mientras que en México este número asciende al 41%. El promedio en los países de la OCDE corresponde al 20% de los ingresos. México no ha incrementado su inversión en salud pública en los últimos 12 años, quedándose estancado en 6% del Producto Interno Bruto.