En España la izquierda gana las elecciones con amplia ventaja

- Por

Se está terminando una de las elecciones más concurridas en la historia moderna española. Con una lucha fuerte entre partidos de izquierda y un bloque nuevo ultraderecha, este domingo se registraron votaciones récord en prácticamente cada estado del país ibérico. Los primeros resultados dejan ver una victoria aplastante de la izquierda con el PSOE: partido socialista obrero español.

Estos resultados dejan ver la intención de los españoles por inclinarse ante un discurso que promete sacarlos de la histórica recesión laboral y económica que atraviesa la nación del flamenco desde hace décadas. El otro gran discurso que ha sacudido a ciertos sectores conservadores es el de Vox, un partido ultraderecha que ha culpado a la inmigración y al feminismo de los males en España.

Pedro Sánchez resiste

Medios nacionales dejan ver cómo el congreso español estaría dominado por los izquierdistas. El PSOE mantendría un 28% de la cámara baja, mientras que los conservadores liberales del PP (Partido Popular) tendría una reducción de representantes legislativos, cayendo hasta el 18%. Esto es una victoria para la izquierda, ya que el PP controló durante la última legislatura con un 33%.

El otro gran festejo para el partido obrero español es la ratificación de Pedro Sánchez al frente del gobierno español. Con una victoria contundente en las urnas nacionales, el que fungía como presidente interino mientras se hacían las votaciones ha conservado su lugar en la silla presidencial. Sus contrincantes buscaron aliarse para vencerlo durante las campañas, pero el PSOE se ha mantenido al frente.

Vox, los ultraconservadores

Pero la virtual victoria de Sánchez no es suficiente. Las fuerzas conservadoras españolas se han apoderado de butacas importantes en el congreso nacional. Con el PP como segunda fuerza política y el ascenso de Vox, parece ser que los izquierdistas no tendrá un control completo de las decisiones en la cámara. Están, al menos, a dos puestos de conseguir la mayoría absoluta.

La avanzada de Vox preocupa a los sectores de izquierda en España. Este pequeño partido político tuvo un crecimiento histórico y a pasado de tener cero representantes en el congreso español a hacerse con más de 29 plazas. La preocupación inicial es que Vox es un partido de corte ultraderechista católico adicto a lanzar críticas en contra de las mujeres, la comunidad homosexual y los migrantes en España.