El aliento de Felipe Calderón se siente en los mandos de la Guardia Nacional

- Por

El pasado jueves 11 de abril, el presidente Andrés Manuel López Obrador dio a conocer durante su conferencia matutina los nombres de quienes comandarán a la Guardia Nacional. Tratándose de dos generales del Ejército y un contraalmirante de la Armada de México, mismos que durante sexenios anteriores tuvieron participaciones importantes en tareas de inteligencia y seguridad en plena “guerra contra el narcotráfico”.

De acuerdo con lo anunciado por el presidente de la República, el comandante de la Guardia Nacional será el general de brigada Luis Rodríguez Bucio, quien durante la “guerra contra el narcotráfico” fungió como el hombre de mayor confianza del ex secretario de la Defensa Nacional, Guillermo Galván, durante el sexenio de Felipe Calderón.

A pesar de que el nuevo cuerpo se seguridad dependerá de origen de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), encabezada por Alfonso Durazo Montaño, en la práctica funcionará mediante mandos militares.

Esto significa que la Guardia Nacional trabajará con una Coordinación Operativa Institucional entre la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), que actuará a través de la Policía Militar, sumado a que la Secretaría de Marina (Semar), dispondrá de la Policía Naval, mientras que la Policía Federal anexará todos sus efectivos al nuevo cuerpo de seguridad, pero no tendrá mando.

La Sedena tendrá su representación a través del general de brigada Xicotécalt de Azolohua Núñez Marques, experto en planeación y operación antinarco, quien, durante la presidencia de Calderón, participó en la elaboración y ejecución de los planes de operación contra la delincuencia organizada. Y durante el mandato de Peña Nieto fue comandante de la Quinta Zona Militar en Chihuahua.

Por su parte, la Marina será representada por el contraalmirante de Infantería Gabriel García Chávez. En tanto que la Policía Federal tendrá su presencia por medio de Patricia Trujillo Mariel, quien será coordinadora ante la Guardia Nacional, aunque cabe señalar que a pesar de que este cuerpo civil proporcionará el mayor número de efectivos no tendrá ningún jefe operativo y su organización e instalaciones pasarán al control de los jefes militares.

La herencia

Antes de ser nombrado como comandante de la Guardia Nacional, el general Luis Rodríguez Bucio sirvió como el presidente de la Junta Interamericana de Defensa de la Organización de Estados Americanos (OEA), puesto que asumió en 2017 y que deja en este 2019 con el objetivo de regresar a México y retomar las tareas que realizó durante el sexenio de Felipe Calderón, que fue el combate contra el narco.

Asimismo, el general Luis Rodríguez Bucio también fungió como jefe del Centro de Inteligencia Antinarcóticos (Cian), desde donde se proveía información para las operaciones que la Sedena hacía contra el narco.

La Cian fue creado en 1996 y durante el mandato de Felipe Calderón, fue el encargado de intercambiar información con las agencias antinarcóticos de Estados Unidos.

Sin embargo, en distintas ocasiones la Cian también fue señalada por la fuga de información. Un ejemplo de esto fue en octubre del 2002, durante el Gobierno de Vicente Fox, cuando los entonces titulares de la Sedena, Gerardo Clemente Ricardo Vega García; de la PGR, Rafael Macedo de la Concha; y el entonces secretario de Seguridad Pública, Alejandro Gertz Manero, (actualmente Fiscal General de la República), dieron a conocer en una conferencia de prensa la presunta fuga de información emitida desde la dependencia y entregada a organizaciones criminales.

A Rodríguez Bucio se le atribuye que la Cian se haya transformado en el Grupo de Análisis de Información de Narcotráfico (GAIN), el cual mantuvo constantemente intercambio de información con Estados Unidos.

Durante el sexenio de Vicente Fox, el general Luis Rodríguez Bucios sirvió como comandante encargado de enfrentar a los grupos de la delincuencia organizada en Cancún y Monterrey, pero al final del mandato panista y en medio de disputas internas por la Sedena, el nombre del hoy comandante de la Guardia Nacional fue incluido en la lista de generales que presuntamente eran investigados por brindar protección al narcotráfico. Pero las investigaciones nunca llegaron a ninguna conclusión.

En busca de erradicar la inseguridad

En el gobierno de Enrique Peña Nieto, el general Rodríguez Bucios se dedicó mayormente a las actividades académicas, siendo director del Centro de Investigación y Desarrollo del Ejército y Fuerza Área Mexicanos, además de haberse doctorado en Defensa y Seguridad Nacional.

En un artículo de su autoría publicado en la revista del Centro de Estudios Superiores Navales (Cesnav), el hoy comandante de la Guardia Nacional aseguró que la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad se debió a las incapacidades de las policías y de la PGR para combatir al narcotráfico.

Misma situación que según Rodríguez Bucios, hizo que la incapacidad de la PGR haya derivado en que nunca se ha desarrollado un plan que permita retirar a las fuerzas armadas en la realización de tareas de seguridad.

Lee la Investigación completa en Proceso