El dinero de lo robado por corruptos irá a mejoras en los estados: AMLO

- Por

El gobierno del morenista está concentrando en atacar a la corrupción en todas sus partes. Si bien está en proceso una batalla antihuachicol y se viene la creación de la guardia nacional, desde el lado financiero la administración obradorista ya está pensando en cómo usar el dinero de las propiedades, cuentas, autos y demás bienes adquiridos por políticos corruptos. La intención, asegura López Obrador, es regresar el dinero a los estados afectados.

Este es un guiño directo a todo lo confiscado a priistas como César Duarte, Javier Duarte, entre otros exgobernadores. Para el presidente de México no hay otra manera de ayudar a los pueblos saqueados por malos políticos que reinvirtiendo el dinero saqueado en obra pública que ayude a los estados más golpeados por la corrupción en el país. Esto incluye también lo que se recaude por la venta de propiedades y lujos de criminales mexicanos.

Para lograr todo esto, y que el reparto no paso por manos corruptas de nuevo, será necesaria la creación de un instituto especial para el reparto de dinero producto de actos corruptos. Sin nombre fijo, este apéndice del gobierno mexicano tendría la tarea de verificar el retorno del dinero a los lugares más perjudicados por actividades ilegales. La idea es también revisar que se implementen bien en obras públicas.

Apoyo a escuelas u hospitales

Si en ciertas comunidades no es necesario invertir en obra pública, esta posible institución podrá repartir el total a escuelas públicas, hospitales, asilos de ancianos u otras estructuras que puedan ayudar a la sociedad. López Obrador dejó en claro que durante todo su sexenio se va a trabajar en el combate a la corrupción y que familiares de corruptos no mantendrán bienes comprados con dinero robado al gobierno.

Buena parte de estas acciones del gobierno mexicano se deben a que urge la recaudación de dinero para hacer realidad las promesas de campaña de López Obrador. Asegurando que no se subirán los impuestos en el país durante su sexenio, el tabasqueño ha tenido que batallar para que se inyecten recursos a los estados del país, por lo que este dinero obtenido de la venta de autos, joyas o propiedades de políticos corruptos será de gran ayuda.

A Javier Duarte, el priista que gobernó Veracruz, se le han decomisado más de 40 propiedades que incluyen mansiones, departamentos, ranchos y casas en Estados Unidos. Además, el veracruzano poseía obras de arte, joyas, caballos purasangre y otras excentricidades. Lo mismo sucede con César Duarte, quien se encuentra escondido en el extranjero y al que se le han asegurado más de 20 propiedades millonarias.