Alfredo del Mazo solicita nueva deuda de 43,000 millones

- Por

El Estado de México es uno de los territorios con más inseguridad del país. Buena parte de los asaltos, secuestros y robos suceden en este lugar dominado históricamente por el PRI. Esto significa, claramente, que las prisiones del estado están rebozando su capacidad y hace falta una fuerte inversión para sostener todo un sistema de reclusión que padece la falta de seguridad en las calles.

El gobernador mexiquense está buscando ampliar la deuda local para ampliar dos centros penitenciarios. Alfredo del Mazo está listo para solicitar 30,222 millones de pesos al congreso local e inyectarlos en dos reclusorios de la entidad: uno en Otumba y otro más en Ixtapaluca. Recordemos que es en el territorio mexiquense en donde se encuentran varias de las prisiones de más alta seguridad del país (de una de ellas escapó Guzmán Loera).

La intención del gobernador es rápidamente adquirir ese dinero como préstamo inmediato para avanzar con estas obras. El modo de pago será un financiamiento multianual, es decir, los mexiquenses habrán de pagarlo incluso cuando Alfredo del Mazo haya abandonado el poder estatal. Además de los dos centros penitenciarios, el priista busca avanzar en varias obras carreteras, esta vez usando la opción de financiamiento público-privado.

La trampa público-privada

Cuando su primo fue gobernador mexiquense también se prefirió avanzar en proyectos en donde se destinaran recursos desde el lado gubernamental y otro tanto con dinero de privados. Esto generó que algunos de los tramos carreteros más importantes del Estado de México tengan un costo para poder transitar sobre ellos. La intención desde el inicio debería ser generar obra pública sin necesidad de que privados cobren después a los usuarios. Esta modalidad permanece con del Mazo.

En el caso de las prisiones, cada una costará 15,111 millones de pesos y la deuda será pagada por los habitantes del Estado de México al menos hasta el 2044. La idea es que buena parte del dinero se utilice para ampliar la capacidad de estas prisiones, mientras que con el paso del tiempo, asegura el gobernador, la misma estructura y su operación mantendrán la deuda.

Para lograr avances en este préstamo, se debe de discutir primero la intención en el congreso mexiquense, en donde Morena tiene mayoría. El priista sabe que para cumplir varias de sus promesas de campaña son necesarios miles de millones de pesos que la federación no piensa entregar (recordemos que se atraviesa por una fase de austeridad nacional). Por lo tanto, y al igual que como otros gobernadores, del Mazo está listo para adquirir una gran deuda bancaria.

Con información de Proceso.