Magistrados en retiro señalan a Yasmín Esquivel Mossa por conflicto de interés

- Por

Yasmín Esquivel Mossa, magistrada presidente del Tribunal de Justicia Administrativa de la Ciudad de México (TJACDMX), y también candidata para convertirse en ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ha sido señalada en pleno proceso de elección ante el Senado por presuntos conflictos de interés en los que ha participado o se ha visto involucrada a lo largo de su carrera profesional.

La magistrada Esquivel Mossa fue recientemente candidateada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, a fin de que ocupe el lugar que la ahora ministra en retiro Margarita Luna Ramos dejó vacante el pasado 19 de febrero.

En una carta dirigida a los senadores de la república, la candidata para ministra de la Suprema Corte fue acusada de haber tenido injerencia a favor de la construcción de la Supervía Poniente, de la que supuestamente Grupo Rioboó tenía participación. Así como de haber utilizado recursos judiciales para prolongar juicios sobre las pensiones de varios magistrados en retiro.

La carta que llegó al Senado

Este lunes 4 de marzo las tres aspirantes al cargo de ministra de la SCJN comparecerán ante el Senado de la República, y la primera en hacerlo será la magistrada presidente del TJACDMX, quien además enfrentarse a los cuestionamientos sobre su preparación también será interrogada sobre los señalamientos que enfrenta a raíz de la carta que organizaciones y el magistrado en retiro Jorge Fernández Souza enviaron a los legisladores.

Esposa del constructor José María Rioboó, quien es cercano al presidente López Obrador, la magistrada Esquivel Mossa fue señalada en dicha carta por un supuesto conflicto de interés por haber votado a favor de la apelación interpuesta por el gobierno de la Ciudad de México, para que se revocara la resolución emitida por TJACDMX para suspender la Supervía Poniente.

De acuerdo con el magistrado en retiro, Jorge Fernández Souza, la TJACDMX dictó en diciembre del 11 la resolución a favor de la demanda presentada por GreenPaece y por ciudadanos en lo particular, misma que el 5 de enero de 2012 fue apelada por la empresa constructora y el Director de Regulación Ambiental de la Secretaría del Medio Ambiente del Distrito Federal, la cual finalmente les fue favorable el 28 de agosto del 2013, y por la que la magistrada Esquivel Mossa votó a favor.

Sobre este tema, la magistrada Yasmín Esquivel Mossa aseguró en entrevista para la revista Proceso que en el caso de la Supervía Poniente, Grupo Rioboó no tuvo ninguna participación en la obra.

La magistrada defendió que durante 20 años de carrara como juzgadora en tribunales federales y de la Ciudad de México, nunca ha participado en alguna resolución en la que haya existido un factor externo de amistad.

Asimismo, en el caso de la Supervía argumentó que ni en ese ni en los otros casos en los que ha participado ha habido alguno en los que Grupo Rioboó o su propio esposo estén involucrados: “Si en algún momento un asunto del ingeniero Rioboó llega a la Suprema Corte, que por cierto no ha llegado ninguno, lo primero que haré será excusarme”.

Esquivel Mossa detalló que cuando este tema fue resuelto por TJACDMX, la encargada de exponer el caso fue la magistrada Victoria Quiroz, quien presentó un proyecto para sobreseer el asunto, debido a que consideró que la demanda puesta por Greenpeace y ciudadanos en particular, carecían de “interés legítimo” para impugnar.

“Mi voto fue uno de siete. Se requiere un mínimo de cuatro… Yo no lo resolví y no tengo voto de calidad. Voté conforme a derecho porque los actores no tenían interés legítimo”, señaló la magistrada presidente del TJACDMX.

Los magistrados acusan a Esquivel Mossa

En la entrevista que la magistrada Esquivel Mossa concedió al semanario Proceso, aseguró que la carta que llegó hasta el Senado con motivo de su candidatura a la Suprema Corte había sido elaborada por el magistrado en retiro Jorge Fernández Souza, mismo que fue ponente en el juicio que en primera instancia le había dado la razón Greenpeace y a los ciudadanos en particular, para que no se construyera la Supervía Poniente.

Esquivel Mossa asegura que las críticas por la decisión que al final favoreció la contracción de la obra provienen de las personas que no les gustó la resolución y señaló a los magistrados en retiro Jorge Fernández Souza y Carlos Manuel Rebolledo Bustos, de levantar acusaciones en su contra, debido a los conflictos legales que existen en torno a sus pensiones.

Ante esto, Fernández Souza argumentó en una carta aclaratoria publicada también por la revista Proceso, haber interpuesto un amparo ante la negativa del Tribunal para pensionarlo:

“Como mi petición fue negada después de cuatro meses de haberla formulado, presenté una demanda de amparo, fundamentada en los ordenamientos mencionados y también en el hecho de que pensiones similares habían sido otorgadas cuando menos a un magistrado y a una magistrada.”

El magistrado en retiro acusó a Esquivel Mossa de no hacer valer la ley a pesar de que la justicia federal ya le ha dado la razón, pero la magistrada interpuso una revisión a fin de prolongar el caso.

Mientras que, en el caso de Carlos Manuel Rebolledo Busto, el magistrado Fernández Souza dijo que no se trata de un tema de pensión, sino de su reinstalación en su cargo, un asunto que los tribunales han fallado a favor de él, pero que no han sido cumplidos por el TJACDMX.

“Como en mi caso, en el del magistrado Rebolledo llama también la atención que la Magistrada Esquivel desconozca los términos de nuestras demandas, de la misma manera que desconoce el tiempo que tardó la Sala Superior del Tribunal en resolver el recurso de apelación del caso de la Supervía.”