Senador de oposición pidió “moche” para votar a favor de la Guardia Nacional

- Por

La senadora Martha Guerrero Sánchez, del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) reveló algunos actos de intentos de corrupción que se suscitaron en la Cámara Alta, como que, durante plena discusión de la Guardia Nacional, un senador de oposición pidió millones de pesos a cambio de apoyar el proyecto, o el caso de una persona que burló la seguridad y se hizo pasar por legislador y pidió “moche” a un presidente municipal.

Estos hechos fueron revelados hace unos días, durante una reunión que sostuvo la senadora Guerrero Sánchez junto con el diputado Vicente Onofre y con varios presidentes municipales de Puebla, según información del diario Excélsior.

De acuerdo con la legisladora, el coordinador de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal le mencionó que, durante la discusión de la Guardia Nacional con las otras fracciones partidista de oposición, un senador aseguró que podría votar a favor del dictamen a cambio de dinero.

“No faltó el senador quien dijo bueno, sí, votamos a favor de la Guardia Nacional, pero de a cómo’. Y no están hablando de 20 mil pesos, están hablando de millones de pesos”, dijo la Senadora Martha Guerrero.

Asimismo, la legisladora morenista detalló que, durante la primera semana del mes de enero, una persona se presentó ante el Pleno y se hizo pasar como senador de la república, y en complicidad con otra persona engañaron a un presidente municipal pidiéndole dinero a cambio de bajar recursos federales para obras públicas.

“…se hace pasar como senador; llega y se sienta, llega otro que en complicidad le dice: mira, te presento al senador tal. Llegó un presidente municipal y le dijo: yo necesito que me ayude a bajar obra pública porque esto muy desesperado, todavía no nos dicen nada, y tengo esto y esto.”

Según la senadora Martha Guerrero, la persona que se hizo pasar como legislador logró obtener del presidente municipal cerca de 100 mil pesos. Aunque aseguró que desconoce el nombre de los implicados, indicó que el “usurpador” engañó al personal de seguridad del Senado debido a que portaba un botón oficial y una credencial.

Mientras que el presidente municipal regresó la tercera semana de febrero buscando al falso senador de Morena, siendo Ricardo Monreal quien le informó que dicho legislador no existía y que había sido víctima de una estafa.

Los moches tienen historial en el poder legislativo

De acuerdo con la prensa mexicana, “los moches” son presuntas presiones que realizan legisladores a servidores públicos, a fin de cobrarles dinero a cambio de entregarles los recursos para obras públicas de infraestructura.

Durante el 2013, los medios nacionales revelaron presuntos actos de corrupción que señalaron a los entonces diputados federales, Luis Alberto Villareal, del PAN; a Manlio Fabio Beltrones del PRI; y a Silvano Aureoles del PRD (actual Gobernador de Michoacán), como responsables por el cobro de regalías a alcaldes de los estados de Guanajuato y Aguascalientes, a cambio de entregarles recursos públicos.

Este hecho también fue denunciado por el entonces líder nacional de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien pidió que se investigaran a las coordinaciones partidistas por estar involucrados en estos presuntos actos de corrupción.

En este mismo sentido, durante la pasada campaña electoral del 2018, el entonces candidato López Obrador señaló a sus contrincantes Ricardo Anaya y José Antonio Meade de estar vinculados en los 30 mil millones de pesos que el Gobierno liberó al Congreso a fin de que votarán a favor de una ley o para la aprobación del presupuesto.

Por su parte, en el 2016 el entonces senador del PAN, Ernesto Cordero hizo referencia sobre los 33 mil 686 millones de pesos que fueron otorgados a los diputados federales, los cuales, según el ex secretario de Hacienda, los senadores debían ser vigilantes debido a que dicho presupuesto era utilizado para los “moches”.

“No tendríamos vergüenza como legisladores si permitimos que se los repartan en cuotas partidistas en la Cámara de Diputados. Que vuelvan a rescatar y restaurar los fondos del Ramo 23; programas que no tienen reglas de operación, que se asignan discrecionalmente y que se entregan per cápita a cada diputado.”

Los moches se resisten a desaparecer

Varios han sido los intentos por terminar con los “moches” desde las propias cámaras legislativas, pero las propuestas no han sido discutidas ni aprobadas.

En el 2015, el entonces diputado del PRD, Armando Ríos Piter propuso un candado “antimoches” con el objetivo de que la Auditoría Superior de la Federación (ASF) tuviera la facultad de revisar directamente los proyectos de infraestructura de entidades federativas y municipios, no incluidos en el presupuesto de egresos. Por su parte, el ex senador Ernesto Cordero propuso en el 2016, una iniciativa para reducir los recursos destinados al Ramo 23.

Mientras que el año pasado, el diputado federal de Morena, Mario Delgado propuso desaparecer la misma partida a fin de evitar los “moches”, sin embargo, esto no sucedió y en el presupuesto de 2019 se les asignó 2.1% más al gasto federalizado para estados y municipios, pero eliminó a más de mil peticiones de infraestructura hechas por los gobernantes locales en el Ramo 23.