Santiago Nieto va contra «patrocinadores del terrorismo» en México

- Por

El exfiscal electoral es uno de los personajes más activos en el gobierno obradorista. No ha pasado una sola semana sin que Santiago Nieto destaque avances desde la unidad de inteligencia financiera mexicana. Primero lanzó datos de cómo se organizaron empresarios y políticos para participar en el huachicoleo nacional, después presentó pruebas en contra de empresas que lavaron dinero del narco y ahora presenta avances contra el terrorismo.

El gobierno de López Obrador ha dotado de bastante poder a Nieto, un hombre destruido por el sexenio de Enrique Peña Nieto. Santiago era el fiscal electoral del mexiquense pero rápidamente fue desechado cuando anunció avances para capturar a Emilio Lozoya, un gran amigo del expresidente. Ahora en la UIF, Santiago Nieto quiere más poder para ir detrás de grupos que “puedan financiar el terrorismo” en el país.

Se trata de otra estrategia desde el terreno financiero para congelar cuentas y detectar rutas de lavado de dinero que estén favoreciendo a ciertos grupos criminales. Para lograr esto, Morena primero debe pasar una iniciativa por la cámara de diputados (algo sencillo gracias a su mayoría legislativa). En caso de lograrlo, Nieto tendrá poder para investigar el financiamiento de sindicatos, organizaciones civiles, confederaciones e incluso iglesias, para revisar si no hay dinero sucio dentro de sus acciones financieras.

La idea es “prevenir e identificar operaciones que involucren recursos de procedencia ilícita para el financiamiento del terrorismo”. México es un país plagado de violencia y ataques armadas desde hace más de doce años, cuando Felipe Calderón arrancó una guerra contra las drogas. Si bien nuestro país no mantiene ataques terroristas constantes como en Estados Unidos, medio Oriente o Europa, sí se financian actos violentos.

Para Santiago Nieto, el hecho de que grupos criminales coloquen alcaldes o gobernadores para promover el robo de hidrocarburos es suficiente para catalogarlo como “acto terrorista”.

Recordemos que durante los sexenios de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se elevó la cifra de ordeña a ductos de forma inédita en México, lo que hundió a la petrolera mexicana a números rojos. La idea es que financiar al terrorismo sea otra gran actividad criminal en México.

Claramente, la oposición rápidamente cuestionó la iniciativa. El proyecto lo habrán de presentar Daniel Gutiérrez y Ricardo Monreal, ambos morenistas, pero los partidos opositores consideran que se debería discutir y revisar previamente este tipo de iniciativas. El tema es que la unidad financiera podrá ver las finanzas de la iglesia y organizaciones civiles, algo que no parece gustarle a ciertos partidos y políticos mexicanos. La idea es citar a Santiago Nieto para que explique a fondo su interés en el tema.